cerraduras-de-sobreponer

Una cerradura es un mecanismo utilizado con fines de seguridad como, por ejemplo, evitar que se pueda abrir una puerta. Las cerraduras de sobreponer son aquellas que se instalan directamente sobre la puerta. Es decir, que para instalarlas no es necesario realizar un cajeado y vaciado de la puerta para insertarla la cerradura en su interior como ocurre con las cerraduras embutidas.

Una cerradura de sobreponer se coloca sobrepuesta en el interior de la puerta. Estas cerraduras pueden utilizarse como cerradura principal o como un complemento de seguridad extra al cierre esencial.

Tipos de Cerraduras de Sobreponer

Cerradura Monopunto

Una cerradura de sobreponer monopunto es aquella que se instala directamente sobre el interior de la puerta y solo cuenta con un punto de anclaje al cerradero lateral. En esta categoría de cerraduras encontramos desde el clásico cerrojo FAC a las variadas cerraduras Yale monopunto.Cerradura-Yale-sobreponer-monopunto

Cerradura-sobreponer-multipunto-Tesa-M750Cerraduras Multipunto

Las cerraduras de sobreponer multipunto son aquellas que tienen un mínimo de tres puntos de anclaje que se bloquean simultáneamente con el giro de una llave. Son cerrojos que cuentan con varios puntos de bloqueo y robustas palancas para evitar que la cerradura pueda ser forzada o apalancada. Esta clase de cerraduras de sobreponer están dotadas de cilindros de seguridad que las convierten en buenas cerraduras antibumping.

Una de las preguntas más habituales cuando vas a comprar una cerradura es si las cerraduras de sobreponer son seguras. Por norma general, cuantos más puntos de anclaje tenga una cerradura sobrepuesta, más difícil le resultará a los amigos de lo ajeno forzarla. A pesar de ello, las cerraduras monopunto pueden ser el complemento de seguridad ideal para cualquier otra cerradura.

Si quieres comprar cerraduras de seguridad, descubre aquí las mejores cerraduras antibumping.

Cuál es el precio de cerraduras de sobreponer

El rango de precio de las cerraduras de sobreponer es muy amplio. En nuestra tienda online puedes encontrar cerrojos de sobreponer monopunto muy económicos, por poco más de 30€. Los modelos multipunto son algo más costosos, pues su sistema es bastante más complejo. En MasFerretería tenemos buenas cerraduras de sobreponer de 3 puntos que rondan los 100€.

Si quieres invertir en la seguridad de tu hogar, no dudes en gastar un poco más a la hora de elegir tu cerradura de sobreponer. A la larga, será un gasto del que te alegrarás, porque no hay nada mejor que saber que tú y los tuyos estáis bien protegidos.

Cómo se instala una cerradura de sobreponer

Si no sabes cómo poner una cerradura en una puerta, con esta pequeña guía te resultará muy sencillo. Lo principal para empezar es contar con las herramientas adecuadas, tener paciencia y algo de destreza manual.

La instalación de cerraduras de sobreponer es más sencilla que la de cerraduras embutidas, puesto que no necesitarás hacer el hueco en la puerta para insertar la cerradura.

Vas a necesitas tener a mano las siguientes herramientas:

  • Metro
  • Destornillador
  • Martillo
  • Taladro
  • Escuadra
  • Formón (si la puerta es de madera)
  • Punzón
  • Lima (de madera y de metal)

Pasos para instalar una cerradura

  • Elegir la cerradura adecuada teniendo en cuenta el sentido de apertura de la puerta. Para ello, deberás situarte en el interior y comprobar si la puerta abre a derechas o a izquierdas.Cerradura-apertura-derecha-o-izquierda
  • Utiliza la plantilla de instalación que viene con la cerradura que has comprado para marcar el punto de la puerta sobre el que se va a situar la manilla de la cerradura. Ten en cuenta que la manilla debe quedar a una distancia de al menos 105 centímetros del suelo. Mídelo bien con el metro y coloca la plantilla de la cerradura teniendo en cuenta ese punto. Fíjala a la puerta con cinta adhesiva para que no se mueva mientras realizas las marcas con el punzón. Señala los ejes que sujetarán el armazón de la cerradura y el espacio por el que pasará la llave o el cilindro, según el modelo de cerradura que hayas escogido.

 

  • Con la ayuda del taladro y una broca para madera, realiza un agujero en la puerta del diámetro de la parte de arriba del cilindro y otro justo debajo un poco más grande del diámetro de la parte de abajo del cilindro. De esta forma crearás el hueco por el que pasará dicho cilindro.

 

  • Con la ayuda del formón, termina de dar forma al hueco para el cilindro, con cuidado para no dañar la madera. Esta herramienta te servirá también para realizar un pequeño rebaje en el lateral de la puerta para que la cerradura de sobreponer encaje a la perfección.

 

  • Fija la estructura de la cerradura a la puerta colocando los tornillos que incluye. A continuación instala la manilla.

 

  • Cierra la puerta y fíjate a qué altura del marco de la puerta queda el resbalón. Haz la señal en el marco donde debe ir colocado el cerradero con el punzón. Después fíjalo al mismo.

 

  • Comprueba que el cerrojo abre y cierra correctamente. Si es así, podrás terminar de instalar la cerradura colocando los embellecedores y ajustando todas las piezas que queden para conseguir un acabado perfecto.

Conclusión

Si quieres dar un plus de seguridad adicional a tu casa o negocio, las cerraduras de sobreponer son una buena opción para reforzar los accesos. Son una solución fácil de instalar tanto en puertas de madera como metálicas, pues en el mercado existen multitud de soluciones.

En el equipo de atención al cliente de MasFerretería estamos a tu disposición para resolver todas tus dudas al elegir la cerradura de sobreponer más adecuada en tu caso. Contacta con nosotros sin compromiso y te ayudaremos encantados.

¡Te esperamos!

logo-masferreteria-300x103