como-usar-un-extintor

Por suerte para la mayoría de nosotros, nunca nos hemos tenido que plantear cómo usar un extintor de incendios. Actualmente las medidas de seguridad contra el fuego en nuestros lugares de trabajo y en nuestros hogares son tantas, que afortunadamente los incendios son hechos puntuales con los que apenas nos topamos en nuestra vida.

Estamos acostumbrados a ver a nuestro alrededor cientos de extintores rojos por todas partes: en la oficina, por los pasillos de un centro comercial, en el garaje, en tiendas y establecimientos públicos,… Los extintores forman parte de nuestro paisaje. Sin embargo, a pesar de verlos cada día, lo más seguro es que no tengas ni idea de cómo usar un extintor en caso de que se produzca un incendio.

Es algo de lo que nadie nos informa, pero que puede ser de vital importancia si se declara un incendio cerca de ti. Y es que según los especialistas, un incendio se duplican en tamaño cada minuto, se extienden rápidamente si no se actúa con premura. Por ello, es preciso que sepas cómo usar el extintor en caso de incendio y no tengas que pararte a leer el manual de instrucciones mientras una pequeña llama se transforma en un infierno.

Pero antes de saber cómo se maneja un extintor, debes saber qué clases de incendios existen y qué tipos de extintores se utilizan para sofocarlos en cada caso.

Tipos de incendios

Dependiendo de la causa y el medio en el que se haya originado un fuego, este puede clasificarse atendiendo a los siguientes criterios:


CLASE DE FUEGO

TIPO DE FUEGO

A

Sólidos Combustibles
Materiales orgánicos sólidos que producen brasas: madera, textiles, paja, papel, carbón, etc.
BLíquidos Inflamables
Combustión de líquidos o materiales que se licuan, como gasolina, aceites, grasas, pinturas, alquitrán, éter, alcohol, estearina y parafina.
CGases Inflamables
Combustión de gases como el metano, propano, hidrógeno, acetileno, gas natural y gas ciudad.
DMetales inflamables
Incendios que involucran metales combustibles tales como magnesio, aluminio, litio, sodio, potasio y sus aleaciones. 
FMedios de cocción combustibles
Incendios por combustión de grasas y aceites calientes en cocinas industriales.
Incendios EléctricosElectrodomésticos
Incendios provocados por aparatos eléctricos tales como radiadores eléctricos, ordenadores, cargadores equipos de sonido, cajas de fusibles, etc.

Tipos de extintores de incendios

Una de las preguntas habituales cuando vas a comprar un equipo de protección contraincendios es qué tipos de extintores hay y cuáles son sus funciones. Y es que existen diferentes clases de extintores porque hay distintos tipos de incendios según su origen como hemos visto anteriormente.

Cada tipo de extintor es adecuado para un uso determinado, y no todos los extintores sirven para todos los incendios.

1. Extintores de agua

Los extintores de agua son adecuados para combatir incendios en los que se involucran combustibles sólidos como madera, papel y textiles. Es decir, son aptos para incendios de clase A y en ciertos casos para incendios tipo B.

Cuando utilices un extintor de agua debes evitar la manipulación de material eléctrico, pues el agua es un conductor eléctrico y puede resultar muy peligroso.

2. Extintores de espuma AFFF

Los extintores de espuma AFFF son altamente efectivos en incendios de clase A y clase B (la espuma ayuda a prevenir la reignición). Al igual que los extintores de agua, también es peligroso usarlos cerca de fuentes eléctricas.

3. Extintores de CO2

Los extintores de CO2 fueron diseñados originalmente para su uso en incendios con líquidos inflamables. El CO2 es un gas no conductor eléctrico, por lo que este tipo de extintores son aptos para incendios de clase A, B, C y para fuegos en los que la electricidad se ve involucrada. 

Además, los extintores de CO2, al contrario de los anteriores, no dejan residuos al apagar un fuego. Esto es especialmente útil cuando se intenta extinguir un incendio que afecta a cosas de gran valor que pueden quedar destruidas por el agua o la espuma de los extintores.

4. Extintores de Polvo ABC o polvo químico

Los extintores de polvo ABC son extremadamente versátiles y pueden usarse en incendios de clase A, clase B, clase C y eléctricos.

Están disponibles en una gama de tamaños de 1 a 9 kg y son ideales para su aplicación en entornos con riesgos de incendio mixtos. Sin embargo, hay que tener precaución al usarlos pues existe riesgo de inhalación cuando los extintores de polvo se usan en interiores. Por ello, no es recomendable usar esta clase de extintores en incendios que afecten a habitaciones pequeñas, oficinas o casas.

5. Extintores de agua nebulizada

Los extintores de agua nebulizada son eficaces en incendios de clase A, B, C, F y eléctricos.

El diseño de la boquilla de los extintores de agua nebulizada es capaz de crear una nube de niebla microscópica que reduce el contenido de oxígeno. Los extintores de agua nebulizada también son seguros en incendios causados ​​por electricidad, ya que la niebla de agua no conduce electricidad y no se forman charcos que podrían provocar riesgo de electrocución.

6. Extintores de Químico húmedo

Los extintores de químico son específicos para su uso en incendios de clase F, en los que se está quemando aceite y grasa. Cuentan con una boquilla de aplicación especial que evita las salpicaduras del material inflamado. Generalmente, los extintores de químico húmedo también sirven para los incendios de clase A.

como-usar-un-extintor-de-incendios

Cómo usar un extintor en caso de incendio

Los extintores portátiles de incendios están pensados para sofocar un fuego cuando todavía está en su etapa inicial. Cuando sobrepasa esa fase, un extintor portátil no será suficiente para apagar las llamas y se necesitará la intervención de los bomberos. Para discernir si el incendio está en su etapa incipiente, debes fijarte en el tamaño de las llamas. Si son más altas que tú, lo mejor es que salgas de allí cuanto antes.

Antes de usar un extintor, debes tener en cuenta si es apto para el tipo de incendio al que te enfrentas. Asimismo, debes verificar si el extintor está presurizado y cargado por completo. Para ello fíjate en que la aguja esté en la zona verde, porque si no lo está el extintor no tendrá la suficiente presión para sofocar el fuego y estarás en peligro.

Si eres más alto que el fuego, tienes el extintor adecuado para la clase de incendio al que te enfrentas, y el extintor portátil está bien presurizado, podrás proceder a apagar el fuego con él.

Para ello, ponte de espaldas a una salida que no tenga obstáculos para que puedas evacuar el lugar con premura si es necesario. Colócate a un mínimo de 2 a 3 metros de distancia del fuego, lo bastante lejos para no estar en peligro de quemarte y lo bastante cerca para que la descarga del extintor sea efectiva.

Para que la descarga del extintor sea efectiva, tienes que apuntar con la boquilla a la base del fuego, para intentar sofocarlo de raíz. Si lo haces apuntando a la parte alta de las llamas no conseguirás apagarlo y el extintor no te servirá de nada. Así que, apunta a la base del incendio y aprieta el gatillo del extintor para ir liberando su contenido de forma controlada. Mientras lo haces mueve la boquilla de un lado a otro del incendio, haciendo un barrido que esparza el contenido del extintor por toda la base del fuego hasta que este se apague.

Después retrocede sin dar la espalda al fuego en ningún momento. Porque, aunque parezca que se haya extinguido, puede tener puntos calientes y reavivarse con una gran llama en cualquier momento.

Cuando hayas utilizado un extintor de incendios, aunque no lo hayas vaciado por completo, debes recargarlo lo antes posible. Y, si el extintor era desechable, tendrás que reemplazarlo por otro.

Como ves, contar con un extintor en casa o en el coche te puede sacar de más de un apuro. Ahora que ya sabes cómo utilizar un extintor, elige el extintor portátil que te puede ser más útil según tus circunstancias en MasFerretería y… 

¡Protégete del fuego!

logo-masferreteria-300x103