Antivibratorios 

En el mundo de la ferretería, se conoce como antivibratorios a aquellos dispositivos especialmente  creados para impedir que las vibraciones de determinadas máquinas se transmitan a la pared o a  elementos en los que se apoyen, generando ruidos o movimientos  repetitivos e incómodos.

Leer más...

Más sobre Antivibratorios

El ejemplo más conocido son las máquinas de  aire domésticas, que cuando están en funcionamiento generan una vibración que se puede  transmitir a la pared, siendo perceptible por los habitantes de la casa en la que esté instalada dicha máquina.

Para evitar esto, a la hora de instalar la máquina se colocan estos pequeños soportes, que no son más que unos tornillos con la cabeza de goma (generalmente de  caucho o de neopreno), capaces de absorber las vibraciones y no traspasarlas al soporte.

Existen distintos antivibratorios según su tamaño, que a su vez está relacionado con la cantidad de vibraciones que deben soportar, así como el tamaño de la máquina en la que irán instalados.

Si necesitas asesoramiento porque desconoces qué tamaño es el que necesitas para evitar que tu máquina de aire genere ruidos y movimientos molestos, no dudes en contactarnos: uno de nuestros expertos  te atenderá personalmente y te aconsejará para que las molestias relacionadas con la vibración de la máquina acaben para siempre.