Malla Electrosoldada Galvanizada 

Las mallas electrosoldadas son entramados metálicos que se componen de barras de acero inoxidable, lisas o corrugadas, y que están laminadas en frío.

A su vez, están formadas por dos sistemas de barras o alambres de acero, uno longitudinal y otro transversal, que se cruzan entre sí de manera perpendicular y cuyos puntos de contacto están unidos, mediante soldaduras eléctricas por resistencia en un proceso de producción en serie.

Gracias a que tienen una mayor resistencia, permiten que se utilice una menor cantidad de acero durante el proceso de fabricación. En función del uso que se les vaya a dar o lugar donde vayan a estar instaladas, pueden ser galvanizadas o plastificadas.

Leer más...

Filtros

Malla Electrosoldada Galvanizada para profesionales y particulares

Las mallas electrosoldadas se usan, sobre todo, para el armado de elementos estructurales de hormigón, ya sean estos para edificación, como para obra civil y elementos prefabricados. El uso de este tipo de mallas está cada vez más generalizado en la construcción por su gran simpleza y rapidez de instalación, lo que permite, incluso, ser puestas por personal no especializado en ese sistema concretamente.

Además, al tratarse de un producto fabricado industrialmente, aporta ventajas técnicas, económicas y de garantía de calidad. Hoy por hoy, la malla electrosoldada de acero trefilado, se ha convertido en un complemento indispensable, para el refuerzo del hormigón armado en diversas construcciones, que garantizan una larga duración.

¿Para qué se usa la malla electrosoldada galvanizada y plastificada?

Otra de las mallas electrosoldadas más comunes es la que está galvanizada y plastificada en verde. Este tipo de malla está formada por por una pequeña red cuadrada y se emplea en la fabricación de jaulas y cestas de usos industriales. Viene suministrada en rollos de 25 metros y normalmente de un metro de altura, aunque pueden suministrarse también por metros lineales.

Gracias al proceso de galvanizado, la malla electrosoldada que va a estar a la intemperie se protege contra el óxido. Si, además, se plastifica en color verde, tiene la doble característica de no sufrir corrosión alguna y de resultar estética en fincas y jardines, en los que pasa desapercibida entre la vegetación. Para delimitar los perímetros en los que la malla funciona como cerca y aumentar su rigidez, se usan postes específicos, que puedes adquirir online en nuestra web.

En MÁS FERRETERÍA disponemos de todo lo necesario en cuanto a mallas electrosoldadas para que puedas encontrar aquí todo lo que necesites. ¡No esperes más!