Barras de Baño 

El baño, aunque no lo parezca, es una de las estancias de nuestra casa que cuenta con un mayor número de accesorios para vestirlo y hacer de él un sala más cómoda y confortable. Estos elementos son muchos y muy diferentes: soportes para toallas, estantes para champús y geles en la ducha, soportenes para el papel higiénico, jaboneras, cajitas para organizar el maquillaje, etcétera; pero, sin lugar a dudas, uno de los más recurrentes son las barras de baño.


Leer más...

Filtros

Más sobre Barras de baño

Estas piezas cilíndricas hechas generalmente de metal o de plástico pueden servir para varias consas en nuestro blanco:

  • Barras como colgador de toallas: Ya sean toallas para secarse las manos después de lavarse las manos, toallas de pelo o toallas más grandes o albornoces, la colocación de barras es un recurso muy recomendable para tener todas estas prendas de secado preparadas para cuando las necesites.

  • Barras para dispensar el papel higiénico: Los rollos de papel higiénico pueden ubicarse en varios soportes, pero nunca en el suelo, pues estaría en contacto con todos los gérmenes que dejamos al pisar, el polvo, etcétera. De este modo, lo mejor es contar con un pequeño sistema para dispensarlo de manera cómoda e higiénica.

Barras para la ducha: Las cortinas de baño cumplen dos funciones básicas: una utilitaria, de evitar que el agua se extienda por el aseo al usar la bañera o la ducha; y otra,decorativa, al ser uno de los accesorios más vistosos dentro de la estancia. Las cortinas de ducha se sujetan en una barra, generalmente de plástico o de metal, que debe ser resistente al agua, a la humedad y a los cambios bruscos de temperatura que se experimentan en nuestro baño. En función de tus preferencias puedes decantarte por una de las opciones de sujeción de la cortina a la barra: las tradicionales anillas, de trabillas o con una anilla cuya principal ventaja es que es más rápido de quitar y poner.