Flotadores Para Cisternas 

Probablemente, de los arreglos relacionados con el mundo de la fontanería que podamos realizar en el baño de nuestra casa, sustituir el flotador de la cisterna por otro, es uno de los más sencillos. Además, es una tarea para la que no se necesitan conocimientos previos sobre la materia ni tampoco disponer de herramientas específicas.


Leer más...

Fabricante
Precio
Filtros

Flotador para profesionales y particulares

Probablemente, de los arreglos relacionados con el mundo de la fontanería que podamos realizar en el baño de nuestra casa, sustituir el flotador de la cisterna por otro, es uno de los más sencillos. Además, es una tarea para la que no se necesitan conocimientos previos sobre la materia ni tampoco disponer de herramientas específicas.


Si el flotador de nuestra cisterna se encuentra en mal estado, observaremos que el agua no para de caer del sistema de descarga. La pérdida de agua constante puede deberse también a que la goma de cierre tiene arenilla o está en mal estado: rota, desgastada, dañada, etcétera. Esto le impide cerrar correctamente el paso de agua. Para solucionar este problema de la goma, basta con sustituirla por otra nueva. También podemos observar un desbordamiento de agua de la cisterna. Cuando ocurre esto, no siempre es necesario cambiar el flotador; es suficiente con repararlo. Los desbordamientos de las cisternas están provocados porque el flotador no está cortando la entrada de agua. Lo que tendremos que hacer para su reparación es torcer un poco la varilla del flotador para que corte antes de que el agua llegue al borde superior de la cisterna


Si nada de esto funciona, habrá que sustituir el flotador por otro. Para ello, sacaremos la tapa de la cisterna tras cerrar la llave de paso de agua. Después se eleva el tirador y con un alicate se hace girar para separar; después desenroscar la pieza de terminación sujeta a la tapa del inodoro. Por último sacar la tapa de la cisterna para poder trabajar en su interior.

Ahora toca reemplazar el flotador viejo por el nuevo y antes de colocar la tapa de la cisterna abrir el paso de agua y comprobar que el flotador corta correctamente el paso de agua.

Para terminar, volveremos a colocar todas las piezas en su posición inicial y abriremos la llave del agua.