Sistemas de Alimentación Para Fontanería 

Los cables de acero son un material que se usa tanto en la industria como en el ámbito doméstico. Estos cables están formados por conjuntos de alambres enrollados entre sí de manera helicoidal, que son llamados torones. Mucho de estos cables de acero tienen una parte nuclear llamada alma que está hecha de acero, de polipropileno o, también en algunos casos, de fibras naturales.


Leer más...

Más sobre Alimentación

A la hora de elegir un determinado cable, es necesario atender a dos nociones: su resistencia y si estará en interior o en exterior. Respecto a la resistencia, a mayor diámetro del cable, mayor resistencia y rigidez tendrá este; no obstante, también es importante asegurarse de qué material está compuesto el núcleo o alma del cable, siempre se recomienda el acero, sobre todo cuando el peso que soportará es muy elevado. La otra característica es sencilla: un cable que está ubicado en un interior no sufre los mismos factores que uno que está totalmente expuesto a la intemperie. Si va a estar en una posición de exterior, debe haber recibido algún tipo de tratamiento anti-óxido. Nosotros recomendamos el recubierto de PVC, el de acero inoxidable o el galvanizado, que es el mejor de los tres, pues ademas de no crear óxido, es más resistente a la abrasión y a la corrosión.

Seleccionado ya el cable, es momento de adquirir los accesorios. Estos deben ser compatibles en cuanto al diámetro con el cable, para saber la medida, se debe usar un calibre. Entre los accesorios indispensables aparecen los tensores (que posibilitan que el cable quede tenso), los guardacabos (que protegen y guían el cable), los ganchos de suspensión, grilletes, manguitos, etcétera, ¡y todos disponibles en MÁS FERRETERÍA!

También encontrarás aquí alicates (cables finos) y cizallas (diámetros más grandes) para cortar los cables según el grosor que hayamos seleccionado.