Accesorios para la instalación de Mamparas 

Cuando estamos diseñando nuestro nuevo cuarto de baño o reformando el que ya teníamos nos asaltan numerosas dudas. Una vez hemos solucionado la más difícil -¿bañera o ducha?- surgen otras... Una duda frecuente es la de elegir cómo mantener la ducha cerrada. Existen varios métodos, pero los más empleados son las mamparas y las cortinas de baño. Por su complexión, las mamparas son mucho más recomendables ya que tienen mayor consistencia, evitan mejor que el agua se escape y moje el cuarto de baño y, además, son mucho más estéticas.

Leer más...

Precio
Filtros

Más sobre Mamparas

Dentro del ámbito de las mamparas, existen muy diversos tipos entre los que encontrar aquella que combine perfectamente con la decoración de tu baño. A continuación mostramos algunas de las más utilizadas y que están más a la vanguardia en la decoración:

  • Mamparas correderas: Este tipo de mamparas es el más extendido en los cuartos de baño gracias a que puede instalarse en platos de todo tipo: cuadrados, semicirculares, rectangulares, etc. El mecanismo de este tipo de apertura es el siguiente: la puerta de la mampara se desliza por la parte fija de ésta gracias a los rodamientos que incorporan las puertas. Otra de las ventajas de este tipo de mamparas es la total estanqueidad que nos ofrece.
  • Mamparas abatibles. Su método de apertura se base en una puerta sobre una bisagra atornillada a la pared. Este tipo de mamparas requieren de más espacios que las correderas, ya que su puerta suele abrir hacia la parte exterior del plato. Aunque mucho más vistoso, el tipo abatible tiene varios inconvenientes: el espacio extra que se necesita y el agua que cae al suelo al abrir la puerta de la mampara frente a la estanqueidad total de las correderas.
  • Mamparas plegables: Es el sistema menos utilizado de los que hemos visto, pero es perfecto para baños de espacio muy reducido.