Productos para el Tratamiento de Aguas 

El agua es un elemento que tiene una gran presencia en nuestras vidas y que, por supuesto, es indispensable para ella, pero... ¿Sabías que no todas son iguales y muchas ni siquiera son potables? Es conveniente que conozcas los tipos de agua que existen dependiendo de regiones y cuál es el que predomina en tu lugar de residencia.

Leer más...

Filtros

Tratamiento agua para profesionales y particulares

Podemos diferenciar fundamentalmente dos tipos: las aguas blandas y las aguas duras. Las primeras son aquellas que tienen una baja presencia de minerales en ellas, por lo que son potables y, además, tienen mejor sabor y son más sanas y puras. Llamamos aguas duras a aquellas que tienen en su composición una gran presencia de minerales y sedimentos.

Ahora que sabes cuáles son los diferentes tipos de agua y sus características te surgirá la siguiente pregunta: entonces, ¿Cómo sé qué agua hay en el lugar en el que vivo? Puedes hacerlo realizando un test de pureza de agua mediante un kit analizador. Esto es muy fácil: consiste en tomar una muestra del agua del grifo del que solamos beber y depositarla en la probeta y verter después el contenido del frasco que contiene la solución reactiva. Al cabo de algunos segundos, saldrá indicada la dureza del agua analizada. Existe otro tipo de test de dureza del agua. Este segundo consiste en que introduzcas una tira en un vaso de agua del grifo y observes qué color aparece en ella. Luego sólo faltará que compruebes a qué tipo de agua equivale en la leyenda de colores. Es el mismo sistema que el de las piscinas para analizar el cloro y el PH.


Dependiendo de qué agua sea la nuestra, necesitaremos unos medios de purificación u otros. Por ejemplo, para aguas blandas y medias será suficiente con un filtro de grifo o una jarra filtrante. Sin embargo, para las zonas con aguas duras o muy duras se necesitarán otros métodos más poderosos, como los sistemas de ultrafiltración o de ósmosis inversiva, que es el más eficaz de todos.