Cepillos Circulares Profesionales 

Existen dos clases de materiales que integran los cepillos circulares: el alambre y el nylon. A continuación analizaremos a fondo las ventajas e inconvenientes que plantea cada uno de los dos tipos de cepillo.


Leer más...

Filtros

Más sobre Cepillo circular

A la hora de elegir un cepillo circular de alambre, existen algunos aspectos que debemos tener en cuenta antes de comprar. Algunos de los más importantes son los siguientes:

  • El grosor del alambre: El diámetro del alambre tiene un papel importante en el tipo de acabado que se obtiene, pues cuanto más grueso es el alambre, más basto es el cepillado y mayor el arranque. Por otra parte, un alambre fino ofrece un acabado suave.

  • El saliente de la púa: Si tenemos un saliente de púa largo, el resultado será un cepillo flexible que ofrezca un efecto uniforme, incluso en superficies irregulares. En cambio, un menor saliente de púa da como resultado una mayor capacidad de arranque.

  • ¿Alambre ondulado o trenzado?: Los cepillos ondulados cuentan con una mayor flexibilidad, por ello, son más apropiados para trabajar en superficies irregulares. Estos ofrecen un acabado más regular y fino. En cuanto al alambre trenzado, le otorga al cepillo circular una mayor duración y gran capacidad de arranque, pero a cambio, da un acabado más basto.


En lo tocante a los cepillos de nylon, es necesario saber que sus filamentos ofrecen una gran flexibilidad lo que les permite llegar a zonas de difícil acceso y también evitar deformaciones y roturas. Esto alarga bastante su tiempo de vida útil. Es importante saber que los cepillos de nylon no funcionan como los cepillos metálicos. Con estos, no se debe presionar en exceso sobre la superficie para evitar el recalentamiento de los filamentos. Sus aplicaciones más habituales son para automóviles y aeronáutica, para electrónica y también para maderas y muebles.