Baterías de Sierra Profesionales 

A la hora de comprar una sierra podemos encontrarnos con varias dudas. La primera: ¿qué sierra comprar? Existen numerosos modelos: sierra de calar, de cinta, sierra sable, circular... y un largo etcétera. La respuesta es fácil: el tipo de sierra dependerá del trabajo que vayamos a realizar, así de simple. La segunda duda tendrá que ver con el diseño: ¿de batería o con cable? Las dos a la vez, serán útiles. Lo ideal es comprar una sierra que se conecte a la corriente eléctrica y que, a la vez, puede funcionar de manera autónoma, en otras palabras, con su respectiva batería. De este modo, ahorraremos tiempo y espacio, además de que no tendremos problemas como que se nos olvide cargarla y sea necesario utilizarla con urgencia.


Leer más...

Más sobre Batería de sierra

Actualmente en el mercado imperan dos tipos de batería: las de litio y las de níquel cadmio. Entre ellas observamos características muy diferentes, siendo una superior a la otra. No obstante, la naturaleza de la batería no afectará al funcionamiento de nuestra sierra, sino solamente a su capacidad de autonomía (duración de la batería). Del mismo modo, es necesario conocer las características de nuestras herramientas y darles un uso adecuado para conseguir una vida útil mas prolongada.

Por su parte, las baterías de litio permiten que la herramienta sea más ligera y compacta con la misma potencia que una herramienta con batería de níquel cadmio, fácil y rápidas de descargar y con ciclos de duración iguales que sus compañeras; no obstante, su principal ventaja sobre estas es que no tienen efecto memoria, por lo que presentan una vida útil más larga. El efecto memoria consiste en una reducción de la capacidad de las baterías con cargas incompletas. Se produce cuando se cargan las herramientas eléctricas de batería sin haber sido descargada del todo.