Botijos de Barro 

El botijo es una vasija de barro poroso, que se usa para refrescar el agua. 

Leer más...

Precio
Filtros

Más sobre Botijos

Es de vientre abultado, con asa en la parte superior, a uno de los lados boca proporcionada para echar el agua, y al opuesto un pitón para beber. Dentro de los diferentes tipos de recipientes para guardar líquidos, el botijo es uno que ya apenas se usa, a pesar de que son uno de los que mejor conserva el líquido gracias al material del que está hecho: el barro cocido.

Esto es lo que conocemos comúnmente como botijo, y es que es una de las formas más sanas de conservación de los líquidos. En los últimos años se han llevado a cabo numerosos estudios sobre los recipientes en los que almacenamos los líquidos y cómo estos pueden afectar a nuestra salud. En todos, el barro ha salido como uno de los mejores, ya que el barro es un material poroso que permite que el agua se airee además de ser el más higiénico en lo que se refiere a acumulación de impurezas y bacterias. Junto a esto no debemos olvidar que el barro conserva en perfectas condiciones la temperatura del agua, que está siempre fresca y oxigenada, tanto como si la acabásemos de coger.

Los botijos son recipientes que sirven tanto para conservar los líquidos, fundamentalmente las bebidas. Antes de usar por primera vez un botijo debe ser "curado" para que el agua no tenga sabor a barro. Según la tradición, el botijo debe ser llenado con una mezcla de agua y anís. Después, hay que dejar esta mesa reposar durante al menos una semana. Sin embargo, esto era antes, los botijos modernos viene perfectamente tratados y preparados para su uso, no hace falta recurrir a estos rituales.