Tipos de martillos

Tipos de Martillos: ¿cuántos son y para qué sirven?

En una caja de herramientas, las pinzas se mezclan con los destornilladores, los clavos y la cinta métrica. La cantidad, la calidad y el tipo de objetos pueden variar de un profesional al otro, ya que cada actividad requiere de diferentes instrumentos. Pero, existe una herramienta que está presente en todas las cajas, el martillo. A pesar de que hay diferentes tipos de martillos, este objeto es indispensable en el kit de todo profesional. 

En este artículo, podrás conocer más sobre los tipos de martillos. Aprende los nombres de martillos y para qué sirve cada uno. Sé el profesional mejor equipado y sorprende a tus clientes con tus resultados. ¡Lee más!

Tipos de martillos

Las herramientas son instrumentos muy particulares. A simple vista, dos pinzas pueden ser similares pero diferencias sutiles en sus características técnicas cambian por completo sus funciones y utilidades. Por eso, saber qué tipos de martillo existen y aprender a reconocer los diferentes tipos de martillos es fundamental para sacar provecho de sus cualidades. 

A continuación, podrás conocer más sobre los tipos de martillo. ¡Sigue leyendo!

Martillo de carpintero tradicional

El martillo de carpintero es el típico modelo que se encuentra en todos los hogares. Se trata de una herramienta práctica, duradera y versátil. Su principal función es clavar clavos, pero puede utilizarse para otro tipo de tareas menos específicas. El mango suele ser de madera o de plástico y la cabeza está formada por una cuña y una cara chata para golpear objetos. 

En España, también es conocido como martillo Bellota en referencia al nombre de una de las marcas que fabrica este producto. 

Martillo de uña

El martillo de uña se diferencia de otros modelos porque su cabeza está formada por una zona maciza de golpe y por una especie de garra u orejas, conocida como uña. De ahí, que suelen llamarlo martillo de orejas o martillo de oreja

La función principal de la uña es extraer clavos de cualquier superficie. La forma de la uña permite fijar el elemento y hacer palanca para removerlo con facilidad. Asimismo, el martillo de uña puede usarse para martillar o extraer otros objetos, como grapas o tornillos. 

Martillo de chapista

El martillo de chapista fue creado para reparar y alisar metales, principalmente chapa. Pero, no existe un sólo modelo. Hay martillos de chapista con punta plana o fresada, según el objetivo. A diferencia del martillo de uña, los dos extremos de la cabeza de este modelo están diseñados para golpear y así acelerar el trabajo. Es también conocido como alcotana. 

Martillo de hacha

Los martillos de hacha cumplen una doble función muy interesante ya que sirven para golpear y cortar. Su cabeza está dividida en una cara para golpear metales o chapas y en una especie de hacha, que se aplica para realizar cortes a través de golpeteos. El mango es de madera, generalmente, ya que el material antideslizante garantiza una sujeción firme para obtener mejores resultados. Dadas sus características técnicas, esta herramienta suele usarse en la realización de trabajos que requieren de un alto nivel de precisión. 

Maza de nylon

La maza o el martillo de nylon es una herramienta de precisión que garantiza la realización de golpes sin dejar huellas ni marcas en la superficie. Por esta razón, el martillo maza es un instrumento muy común en el sector de la albañilería, donde se usa especialmente para la demolición de tabiques.

El martillo maza tiene una cabeza suave, característica del nylon usado para su fabricación. Por eso, se utiliza para golpear materiales poco resistentes al ejercicio de fuerza o presión sobre su superficie. 

Martillo de bola

El martillo de bola es una herramienta muy utilizada en el sector de mecánica y cerrajería. Ya que se utiliza para trabajar el metal y remachar objetos. En este caso, el mango suele ser de fibra de carbono o de madera. Lo que permite un mejor manejo del objeto y disminuye los riesgos asociados al mal agarre del mismo. 

El nombre de los martillos de bola deriva de la forma de sus cabezas. Una parte es cuadrada, mientras que la otra es en forma de bola. La parte esférica es la que se utiliza para dar forma al metal. La parte con forma de cubo suele utilizarse con cincel. 

Cuando se usa este tipo de herramienta, es fundamental utilizar gafas de seguridad, guantes y protectores ya que, al martillar, pueden salir proyectados fragmentos de metal u otros materiales. Por eso, la protección de los ojos, el rostro, las manos y el cuerpo es primordial durante el uso del martillo bola

Martillo de perforación

El martillo de perforación se usa para golpear cinceles y cortafríos. Para obtener mejores resultados y reducir los riesgos, la cara de golpe debe ser más grande que el cincel. Cuanto más grande sea el martillo de perforación, mayor fuerza soportará pero más resistencia presentará. Por eso, los modelos más pequeños se utilizan para anclajes y remaches.

El martillo, para qué sirve según sus características

La función de cada martillo está sujeta a sus características técnicas. La elección de los materiales de fabricación, el diseño del modelo y el peso de cada parte del martillo determinan para qué sirve cada tipo. 

El martillo está formado por un mango y una cabeza, que, a su vez, suele tener una boca y una cara. Las cabezas varían en peso, material, forma y dimensión dependiendo del tipo de martillo. La cara es la que golpea contra la superficie y suele ser chata, pero las bocas son muy distintas entre sí. Por ejemplo, el martillo de uña tiene una especie de garra o de orejas que permiten extraer objetos, mientras que el martillo de bola tiene una cara en forma esférica para crear texturas en las superficies metálicas.

Por otro lado, debe tenerse en cuenta el tipo de superficie a golpear para elegir la dureza de la herramienta. Los martillos de nylon o el martillo de goma son ideales para golpear superficies delicadas que no deban ser maltratadas. En el caso de los martillos de goma, se suelen usar con un cincel.

Riesgos de usar los diferentes tipos de martillos

El Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST) de España explica cuáles son los riesgos asociados al uso de herramientas manuales, como martillos, mazos, picos y tijeras.

Estos peligros deben ser tenidos en cuenta tanto por los empresarios como por los trabajadores cuando se use cualquiera de los diferentes tipos de martillos

  • Los golpes y los cortes en las manos.
  • Los golpes en otras partes del cuerpo por la proyección de la herramienta o de restos de material.
  • Las lesiones oculares por la proyección de partículas.
  • Los esguinces por realizar trabajos de fuerza.

Las causas que dan lugar a estos riesgos están vinculadas con un abuso de herramientas a la hora de efectuar tareas puntuales. También pueden aparecer estas amenazas cuando hay herramientas abandonadas en el lugar de trabajo, cuando estas son transportadas sin los cuidados necesarios o cuando las herramientas no están en buen estado. 

Medidas preventivas al usar martillos

La prevención es la estrategia más económica, eficiente e inteligente para evitar accidentes. Sin embargo, establecer las medidas preventivas en el marco de la realización de una actividad o del uso de una herramienta o maquinaria no es una tarea sencilla. Por eso, es recomendable guiarse por las indicaciones de los entes reguladores oficiales basadas en los riesgos presentes en cada sector o cada actividad. 

En este sentido, el INSST señala las siguientes medidas de prevención para el uso de herramientas manuales, como los martillos. 

  • Elegir la herramienta adecuada para ejecutar cada tarea. Seleccionar el instrumento con precisión es el primer paso para evitar problemas a posteriori. 
  • Usar únicamente las herramientas en buen estado. Descartar los elementos que se encuentren en mal estado, que sean de mala calidad o inadecuados, que presenten defectos o que estén mal diseñados. Controlar el estado de las herramientas antes de realizar una actividad.
  • Trabajar en un espacio preparado para la utilización de esa herramienta, donde las condiciones contribuyan a reducir los riesgos presentes. 
  • Conservar las herramientas en un lugar seguro. Si se trata de una unidad doméstica, mantener los instrumentos alejados del alcance de niños, adolescentes y mascotas. 
  • Asignar preferentemente un herramienta a cada trabajador en el espacio de trabajo. La distribución personalizada permite elegir herramientas que se adecuen a las necesidades ergonómicas de cada usuario, reduciendo notablemente las problemáticas y los accidentes derivados de las malas fuerzas. Por ejemplo, puede ser el caso de un trabajador que sea zurdo o que se esté recuperando de una lesión. 
  • Utilizar los equipos de protección individual recomendados por los fabricantes de las herramientas para garantizar la seguridad y buena salud de los trabajadores, como cascos para la cabeza, guantes y gafas de protección. 

¿Estás buscando las mejores herramientas del mercado? Recorre el catálogo de productos de MasFerretería y encuentra todo lo que necesitas para realizar tus proyectos. Contamos con una amplia variedad de tipos de martillos, destornilladores, pinzas y otras herramientas. Disponemos de elementos de ferretería así como objetos de jardinería, maquinaria y piezas decorativas para tu hogar o empresa. 

¡Visita la tienda de MasFerretería ahora!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *