poner-burletes-ventanas-correderas

Son muchas las personas que se preguntan si pueden poner burletes si sus ventanas son correderas. Y nuestra respuesta rotunda es que sí. No sólo se pueden poner burletes en este tipo de ventanas, sino que es muy recomendable si se quiere mejorar la eficiencia energética de la vivienda.

Hoy en día las mejores ventanas del mercado en cuestión de ahorro energético y aislamiento son las ventanas abatibles con rotura de puente térmico y doble cristal con cámara interior. Sin embargo, son muy abundantes las viviendas las que aún cuentan con las clásicas ventanas correderas tan de moda en las construcciones de las últimas décadas del siglo XX. Y es que cambiar ventanas correderas por ventanas abatibles es un desembolso económico que numerosas familias no pueden permitirse.

Ante este panorama, la mejor opción para mejorar el aislamiento de las ventanas correderas es instalar burletes en puertas y ventanas para protegerse del frío de forma económica. Instalando burletes conseguirás mantener la temperatura de tu casa en su nivel óptimo y reducir tus facturas energéticas tanto en invierno como en verano.

Problemas más comunes de las ventanas correderas de aluminio

Conducción

El principal problema de las ventanas de aluminio es que están hechas de un material altamente conductor. La alta conductividad del aluminio significa que el calor exterior se absorbe fácilmente por los marcos, que a su vez lo transfieren al interior del edificio. Esto hace que en el verano, se necesite mucha más energía para enfriar las habitaciones. Asimismo, en invierno el aluminio dejar pasar el frío y resulta más difícil mantener el calor. Es decir, debido a su alta conductividad, las ventanas de aluminio no aíslan el interior de las temperaturas exteriores correctamente.

Condensación

Este fenómeno está relacionado con el problema de la conductividad. Y es que en áreas húmedas pueden formarse gotitas en el vidrio o en el marco de las ventanas de aluminio porque son más frías que el punto de rocío del agua. Este no es solo un problema estético sino que puede ocasionar problemas de salud, debido a que la humedad constante puede provocar el crecimiento de hongos y bacterias. En casos extremos, las personas que tienen alergias pueden sufrir de brotes frecuentes a causa de la condensación de las ventanas correderas de aluminio. Para solucionarlo, es preciso reemplazar toda la ventana por una con rotura de puente térmico.

Insonorización

Las ventanas de aluminio correderas ofrecen peor insonorización que las ventanas de PVC cuando se trata de aislar el ruido exterior.

Bajo nivel de hermetismo

Otro hándicap de las ventanas de aluminio correderas es que es difícil conseguir que cierren herméticamente. Este tipo de ventanas se sitúan sobre carriles que facilitan su apertura hacia un lado u el otro. Y es esa capacidad de movilidad la que les resta hermetismo. Las ventanas correderas de aluminio propician filtraciones de aire por cada una de sus juntas. Esto no pasa con las ventanas oscilobatientes, que por lo general cierran de una forma mucho más hermética.

burletes-ventanas-correderas

Cómo reemplazar burletes de goma

Las ventanas correderas de aluminio se suelen fabricar con burletes integrados. Los burletes ayudan a evitar que el aire entre y salga por los espacios entre el marco de la ventana y las hojas de la ventana. Pero con el tiempo, estos burletes instalados en fábrica pueden dañarse o desgastarse, y será necesario cambiarlos. Reemplazar los burletes en ventanas de aluminio correderas no es difícil. Lo importante es asegurarse de trabajar con las superficies bien limpias y secas, y eliminar los burletes viejos que ya no son eficientes.

Cómo cambiar burletes paso a paso:

  1. Desliza la hoja hacia el centro de la ventana. Presiona los pestillos que se encuentran en cada lado para liberar su bloqueo. Sostén los pestillos y luego levanta la hoja hacia arriba, al mismo tiempo que tiras de ella hacia ti para extraerla del riel inferior. Pon la hoja de la ventana a un lado.
  2. Elimina los viejos burletes con la ayuda de una espátula de plástico si el burlete es de los que van pegados. No uses una espátula de metal porque se podría dañar el aluminio de la ventana. Utiliza un destornillador para quitar el burlete de fieltro. Afloja los tornillos y luego levanta el borde del fieltro para extraerlo del marco.
  3. Limpia la hoja y el marco con agua jabonosa o un limpiador quitagrasa para el hogar, y seca con una balleta limpia el marco de la ventana.
  4. Mide el marco de la ventana donde estaban instalados los viejos burletes. Corta un trozo de burlete nuevo aproximadamente unos 5 centímetros más largo que esta medida.
  5. Retira una pequeña parte del adhesivo del burlete y adhiérelo a la parte superior o inferior del marco donde iba instalado el antiguo burlete. Ve presionando el burlete sobre el marco poco a poco para que quede bien pegado al marco.
  6. Continúa pelando pequeñas partes de papel y presionando el burlete en su lugar hasta que quede instalado a lo largo de todo el marco.
  7. Corta el exceso de burletes en cada esquina en un ángulo de 45 grados con cutter para que se presione contra la hoja de la ventana que corre en perpendicular. Esto asegurará un ajuste apretado y un funcionamiento suave de la hoja cuando se reinstale.
  8. Por último, coloca de nuevo las hojas de la ventana en su sitio y asegúrate de que el burlete no interfiere en su funcionamiento.

¿Cómo saber si el burlete de goma ha quedado bien instalado?

Para saber si los burletes están bien puestos es necesario observar si el aire entra a través de las juntas de la ventana donde están colocados. Para saberlo, uno de los métodos es colocar un mechero encendido cerca de los contornos donde está pegado el burlete. Con mucho cuidado para no quemar nada, tendrás que fijarte en si la llama del mechero oscila o se apaga con el viento o no. De esta forma podrás detectar si siguen existiendo fugas de aire o si tus ventanas han quedado bien aisladas con los burletes.

En el mercado existen diferentes tipos de burletes para ventanas y puertas. Como te contábamos en ese post, hay burletes de espuma de poliuretano, burletes de caucho, burletes de silicona o burletes de cepillo. Además, según su forma hay burletes con perfil D, perfil E y perfil P.

En MasFerretería contamos con toda clase de burletes para ventanas correderas. Visita nuestra tienda online y elige el mejor para tu ventana. Como siempre, nuestro equipo de atención al cliente está a tu disposición para asesorarte sin compromiso.

¡Ahorra en calefacción y en aire acondicionado con burletes en las ventanas!