Artículos de Iluminación 

La iluminación de una estancia, ya sea el interior de nuestro hogar, el porche, la piscina o la oficina es un asunto de gran importancia. La luz, además de ser uno de los factores más útiles de los diseños, es el complemento perfecto para la decoración. Saber jugar con sus efectos y colores puede ayudarnos a dar ese toque elegante, simpático o íntimo que busquemos según el lugar. Del mismo modo, una buena iluminación puede hacer que las habitación parezcan más grandes. Además del tipo de decoración elegido, debemos tener en cuenta que cada estancia o habitación requiere de un tipo de iluminación adecuada al tipo de vida que en ella se vaya a hacer.

Leer más...

Productos más vendidos

Más sobre Iluminación

Las lámparas pueden clasificarse en tres grupos diferentes dependiendo del tono de luz que estas proyecten. Si bien puede parecer que la luz que proyectan siempre es blanca, si observamos con detalle, observaremos que esta difiere entre tonos más fríos, los azulados, y otros que resultan más cálidos, como los amarillos, rojizos y anaranjados. Teniendo en cuenta esto, podemos hablar de los dos tipos de temperatura del color que existen:

  • Luz cálida: Esta luz blanca se caracteriza por su tono rojizo o anaranjado.

  • Luz fría: Recibe también el nombre de luz de día y tiene un alto porcentaje de tonos azules.

  • Prestando atención a la temperatura del color, cada habitación de nuestro hogar deberá tener un tipo de iluminación. Aquí os dejamos algunos consejos que harán las maravillas de vuestras estancias.

  • Dormitorio: Se recomienda una luz cálida y tenue para crear un ambiente de descanso.

  • Salón: Sirve tanto luz fría como cálida. La elección de una u otra dependerá exclusivamente de nuestras preferencias y de la decoración que tengamos instalada.

  • Cocina: Se recomiendan luces lo más blancas posibles para dar sensación de espacio.