equipos-de-soldadura-inverter

Los equipos de soldadura inverter son los más demandados por la mayoría de nuestros clientes. Pero, ¿conoces cuáles son sus diferencias y ventajas respecto a los equipos de soldar tradicionales? En nuestro post de hoy te hablamos de ello.

¿Qué es soldar?

Según define Wikipedia, “la soldadura es un proceso de fijación en donde se realiza la unión de dos o más piezas de un material (generalmente metales o termoplásticos), usualmente logrado a través de la coalescencia (fusión), en la cual las piezas son soldadas fundiendo, se puede agregar un material de aporte (metal o plástico), que, al fundirse, forma un charco de material fundido entre las piezas a soldar (el baño de soldadura) y, al enfriarse, se convierte en una unión fija a la que se le denomina cordón”.

 

Para lograr esa fusión entre las piezas y poder soldar se necesita con un suministro previo de energía proveniente de la red eléctrica, que llega a nuestros enchufes entre 220V a 440V. Las soldadoras eléctricas utilizan la electricidad para crear el arco voltaico necesario para que las piezas se puedan fundir.

 

Sin embargo, el voltaje de la red es excesivo para soldar, por lo que se hace necesario un transformador de la energía que haga que el voltaje sea menor. Además, las soldadoras eléctricas añadieron posteriormente un aparato que rectificaba la energía (llamado rectificador) haciéndola más estable. Así el voltaje que sale del transformador no flutúa tanto. Gracias a ello los puntos de soldadura son mucho más precisos y el consumo menor.

 

La soldadora eléctrica con transformador/rectificador lo que hace es reducir el voltaje entre 7 V y 44 V, y después rectifica la energía, pasándola de corriente alterna (CA) a corriente continua (CC), con una intensidad de entre 30 A y 1500 A.

¿Qué es una soldadora inverter? 

soldadora-inverter-200-amp
Soldadora inverter 200 amp

Una soldadora inverter es un tipo de equipo de soldar relativamente nuevo e innovador que tiene una serie de ventajas en comparación con los soldadores convencionales. Los soldadores inverter usan una tecnología más sofisticada basada en silicio, mientras que las soldadoras tradicionales utilizan transformadores y rectificadores de cobre o aluminio más pesados.

 

Ventajas e inconvenientes de una Soldadora Inverter frente a una Tradicional

Si te preguntas si es mejor un equipo de soldar inverter o uno tradicional, la respuesta dependerá de tus necesidades específicas. Cada uno de los dos sistemas cuenta con una serie de ventajas e inconvenientes que deberás tomar en cuenta a la hora de elegir uno u otro.

 

La principal ventaja de un equipo soldador inverter es que es pequeño y compacto, lo que facilita su transporte. Los transformadores que utilizan son mucho más pequeños. Y esto ayuda a que puedan tener un tamaño más reducido y sean más ligeros.

 

Esto contrasta con las soldadoras eléctricas convencionales, que son mucho más grandes y pesadas, y es difícil trabajar con ellas en espacios estrechos.

 

Además, los equipos de soldar inverter consumen menos energía y pueden operar con la corriente doméstica normal. Y un menor consumo de energía significa que una soldadora inverter se puede enchufar a cualquier enchufe de pared con corriente doméstica. Esto elimina la necesidad de usar un generador industrial de alta tensión.

 

Un soldador inverter permite regular la potencia de salida de forma electrónica, lo que hace que el rango de ajuste de potencia sea más preciso que en las soldadoras convencionales.

 

Esto no significa que la soldadora inverter sea la mejor y que sea el dispositivo ideal para todo tipo de necesidades de soldadura. El hecho de que un soldador inverter sea capaz de operar con una corriente de voltaje más baja se debe a los componentes electrónicos de alta tecnología. Y, precisamente estos componentes, hacen que los equipos de soldar inverter sean algo más delicados, pues son susceptibles de sufrir fallos electrónicos. Además, otro inconveniente de las soldadoras inverter es que su coste por amperio resulta mayor.

 

Una soldadora convencional cuenta con un mecanismo más simple y estable, lo que hace que sean máquinas muy duraderas. A largo plazo, la inversión en un equipo de soldar tradicional resulta más barata que la que hay que hacer en uno inverter.

 

equipos-de-soldar-inverter

Comparativa de las soldadoras inverter frente a las soldadoras tradicionales

Las soldadoras inverter son consideradas el estándar de la industria hoy en día, pero algunos soldadores todavía prefieren los equipos de soldar convencionales. Compara sus principales características para saber por qué elegir un equipo u otro:

 

Fiabilidad

El recorrido de las soldadoras tradicionales es mucho más largo que el de los equipos de soldar inverter. Durante casi un siglo, las soldadoras convencionales fueron objeto de investigación y desarrollo. Esto ha hecho que sean máquinas muy resistentes y fiables. Por su parte, las primeras soldadoras eléctricas inverter aparecieron en los años 80. Por lo que llevan mucho menos tiempo en el mercado. A pesar de que al principio su sistema electrónico daba bastantes fallos, en los últimos años se han conseguido equipos bastante fiables.

 

Versatilidad

Existen máquinas de soldadura inverter en las que puede ajustar casi cualquier variable eléctrica imaginable con software para crear una versatilidad sin igual. Los equipos inverter son mucho más ligeros y portátiles que los convencionales.

 

Calidad de Arco

Cuando hablamos de máquinas de soldadura, no podemos ignorar el rendimiento del arco. Tampoco la calidad de las soldaduras que producen. Si usas tu equipo de soldadura únicamente para soldar acero, con una soldadora tradicional tendrás suficiente. Sin embargo, si eres un profesional de la soldadura sabrás que hoy en día se exige la perfección de la soldadura en distintos tipos de materiales y en cualquier posición. En este caso, un equipo de soldar inverter es la mejor opción. El software y la electrónica avanzada abre un mundo de nuevas posibilidades al arte de soldar. Y amplía las funciones que una soldadora puede realizar.

 

Coste

La última variable generalmente discutida es el precio. Hace unos años las máquinas inverter eran muy caras. Esto se debía a que los costes de sus componentes, los de fabricación y los de ingeniería eran muy altos. Sin embargo, esos costes han ido disminuyendo en los últimos años, reduciendo el precio final de las soldadoras inverter.

 

A la hora de considerar el coste de un equipo de soldar, debes tener en cuenta lo siguiente:

 

  • Coste de compra inicial. En este momento, la inversión inicial para los equipos inverter y tradicionales es probablemente similar.
  • Potencia (consumo de electricidad). En general, las soldadoras inverter usan menos electricidad que las convencionales.
  • Coste de mantenimiento. Una vez que finaliza el período de garantía, cuesta más mantener un soldador inverter que uno tradicional.
  • Coste de tiempo de inactividad. Este coste dependerá de cómo se usa la máquina y de su cuidado. Por ejemplo, los entornos sucios, polvorientos y de alta humedad pueden crear fallos en la placa de una soldadora inverter.

 

Como ves, si tienes pensado comprar una equipo de soldadura, debes tener en cuenta diferentes variables a la hora de decidirte por una soldadora inverter o una soldadora tradicional.

 

En resumen, los equipos de soldadura inverter te servirán para soldar diferentes tipos de materiales, son fáciles de transportar si necesitas hacerlo y funcionan a la perfección en entornos controlados. Además, permiten ajustar la potencia y diferentes parámetros gracias a su panel táctil y se adaptan a distintos flujos de energía.

 

Por su parte, los equipos de soldar convencionales son muy fiables, perfectos para trabajos continuos y para soldar un mismo tipo de material. Su configuración es muy sencilla pues cuenta con pocos botones para configurar su funcionamiento. Estos soldadores trabajan bien en entornos sucios y cuando no es preciso trasladarlos con frecuencia.

 

Si aún tienes dudas sobre qué equipo de soldadura eléctrica elegir, ponte en contacto con MasFerretería. Nuestro equipo de asesores resolverá todas tus dudas.

 

¿A qué esperas?