prohibicion-bombillas-halogenas

 

El próximo 1 de septiembre de 2018 entra en vigor la prohibición de las bombillas halógenas en Europa. La directiva de la Unión Europea pretende alentar a los consumidores a cambiar a la tecnología de diodos emisores de luz (LED). Dicha tecnología es mucho más eficiente energéticamente.

 

Los focos halógenos GU10 ya fueron prohibidos por la misma directiva europea en 2016. Sin embargo, en aquel momento se aplazó la prohibición de las lámparas halógenas hasta el 1 de septiembre de 2018 porque los fabricantes argumentaron que los LED aún no eran un reemplazo viable. Esto se debía sobre todo a los mayores costes de fabricación iniciales. Especialmente para las bombillas más brillantes equivalentes de 60-100W.

 

¿Por qué se prohíben las bombillas halógenas?

 

La prohibición de las bombillas halógenas es la etapa final de una directiva de la Unión Europea (EC 244/2009) que ha prohibido progresivamente las fuentes de luz menos eficientes. Su objetivo es mejorar la eficiencia energética y reducir las emisiones de carbono en la UE, y comenzó con la prohibición de las bombillas incandescentes tradicionales en 2009.

 

halogenos-prohibidos-cuidar-medioambiente

La directiva forma parte de un ambicioso proyecto de Ecodiseño para mejorar la eficiencia energética en una amplia gama de electrodomésticos, desde bombillas hasta lavadoras.

 

Las bombillas halógenas no cumplen con las reglamentaciones, ya que utilizan mucha más energía que las alternativas como los LED o las bombillas fluorescentes compactas (CFL).

 

También tienen una vida útil relativamente corta de alrededor de 2.000 horas. Esto es alrededor de dos años cuando se utilizan durante aproximadamente tres horas por día.

 

¿Qué tipos de bombillas halógenas quedarán prohibidas?

 

La prohibición incluye las bombillas halógenas de estilo clásico (conocidas como bombillas «no direccionales«) que están hechas de vidrio, funcionan sin un transformador y emiten luz en todas las direcciones. Son las clásicas bombillas en forma de “pera”.

 

Después de que la prohibición entre en vigor, es probable que todavía puedas comprar bombillas halógenas por un tiempo. Hasta que se agote el stock existente en las tiendas.

 

Algunas bombillas halógenas especializadas están exentas de la prohibición. Son aquellas donde el LED u otras alternativas de bajo consumo energético no están disponibles aún. En este grupo se incluyen las bombillas G4, G9 y R7, que se utilizan en algunos hornos y campanas extractoras. También quedan fuera de la prohibición las lámparas halógenas direccionales.

 

Prohibición de la bombilla halógena: ¿Cómo te afecta?

 

Quizás en este punto te estés preguntando cómo te afecta esta normativa como consumidor. La prohibición supone detener la fabricación de bombillas halógenas. Pero los consumidores no están obligados a reemplazar sus lámparas halógenas ahora mismo. De este modo, podrás ir sustituyéndolas una por una según sea necesario, de forma que el coste de cambiarlas por la tecnología LED se dilatará en el tiempo. Así no te supondrá un gasto en este momento.

 

cambiar-bombillas-halogenas

Tampoco es necesario que almacenes bombillas halógenas antes de que llegue la prohibición. Es probable que el stock de bombillas halógenas en nuestra tienda dure algunas semanas más allá del 1 de septiembre.

 

Sin embargo, vale la pena que empieces a considerar cambiar a bombillas LED. Sobre todo de cara al otoño, cuando las noches comiencen a ser más largas, especialmente para la iluminación que usas con frecuencia.

 

Cambiar bombillas halógenas por LED

 

Los LED pueden ser más caros inicialmente, pero no a largo plazo. El precio inicial de algunas bombillas LED puede parecer elevado en comparación con el de las bombillas halógenas. Pero los precios han ido disminuyendo a medida que la tecnología se vuelve más común.

 

Las primeras versiones de bombillas LED solían ser costosas y a veces no coincidían con el cálido resplandor amarillo de las tecnologías de iluminación tradicionales. Pero hoy en día los LED modernos producen una calidad de luz que no tiene nada que envidiar a la de las bombillas tradicionales. Además, el precio de una luz LED típica para los hogares disminuyó en un 75% entre 2010 y 2017.

 

Por ello, es hora de que te plantees cambiar bombillas halógenas por led. Las bombillas LED te ahorrarán dinero con el tiempo reduciendo tus facturas de energía pues se estima que consumen 6,3 veces menos que las bombillas halógenas. Además también duran más tiempo, por lo que ahorrarás en la compra de bombillas de repuesto a largo plazo.

 

Por lo general, las bombillas halógenas deben reemplazarse después de dos años, mientras que una bombilla LED puede llegar a usarse entre 10 y 30 años (basado en un uso medio de tres horas por día aproximadamente).

 

La Unión Europea estima que el cambio a bombillas LED ahorrará 115 euros a lo largo de la vida de cada lámpara y pagará su coste en menos de un año. El objetivo principal de la prohibición de las bombillas halógenas es evitar que los productos dañinos para el medio ambiente se vendan en Europa, a la vez que se reducen las facturas de energía de los consumidores. Su fin es cuidar nuestro planeta con productos que realizan el mismo trabajo utilizando menos energía.

 

En MasFerretería te ayudamos a elegir la iluminación más adecuada para tu hogar o negocio. Consúltanos sin compromiso. ¡Nos comprometemos con el planeta y con tu bolsillo!

logo-masferreteria-300x103