tornillo-de-banco

El tornillo de banco es una de las herramientas más útiles en cualquier taller de carpintería, metalurgia o de bricolaje en general que se precie. Descubre en las siguientes líneas qué es un tornillo de banco, para qué sirve, cómo funciona o qué tipos existen.

Qué es un tornillo de banco

Un tornillo de banco es un dispositivo mecánico que se utiliza para inmovilizar un objeto sobre el cual se va a realizar un trabajo, y poder hacerlo de forma segura.

Los tornillos de banco cuentan con dos mordazas paralelas: una mordaza fija y otra móvil, que se desplaza hacia adentro y hacia afuera mediante la acción giratoria de un tornillo y una palanca.

Los tornillos de banco se fijan directamente a una mesa de trabajo para poder agarrar el objeto y realizar en él diferentes tareas: taladrar, serrar, cepillar, clavar, etc.

El tornillo de banco es una herramienta utilizada habitualmente por los profesionales de oficios industriales tales como ingeniería, construcción, cerrajería, carpintería, etc. También es un utensilio de trabajo esencial para los aficionados al bricolaje.

Su función es sostener entre sus mordazas un objeto sobre el que se va a trabajar en una posición fija, estable y segura. Es una herramienta capaz de ofrecer al usuario una mayor estabilidad que si sujetara la pieza con la mano.

Cómo funciona un tornillo de banco

Todos los tornillos de banco funcionan de una forma parecida. Su diseño incluye una base que permite asegurar el tornillo a una mesa de trabajo mediante uno o varios tornillos de fijación.

El tornillo de banco cuenta con dos mordazas paralelas que trabajan juntas para sujetar firmemente un objeto y mantenerlo en su lugar.

Una de las mordazas es fija y está unida a la mesa y a la base del tornillo, que son la sección estacionaria. La otra mordaza es móvil, y se desplaza para abrir o cerrar el tornillo y ajustarlo a la pieza que se va a trabajar.

Cuenta también con un tornillo roscado, que está conectado a las mordazas y atraviesa el cuerpo del tornillo de banco. El movimiento de este tornillo se controla con una manivela o palanca que se encuentra en el extremo exterior.

Al girar la manivela, se ejerce una presión a través del tornillo que va moviendo la mordaza móvil. Cuando se gira la manivela en el sentido contrario a las agujas del reloj, la mordaza deslizante se aleja de la mordaza fija y abre el espacio entre ellas. Mientras que cuando se gira la palanca en el sentido de las agujas del reloj, la mordaza móvil se acerca a la mordaza fija, cerrando el espacio entre ellas. Este movimiento permite ajustar las mordazas al objeto de trabajo, sujetándolo con firmeza y de forma segura para realizar tareas sobre él sin que se mueva.

Tipos de tornillo de banco

Existen dos tipos de tornillos de banco fundamentalmente: los tornillos de mesa portátiles o los tornillos de banco permanentes.

1. Tornillos de banco portátiles

Los tornillos de mesa portátiles se pueden mover y acoplarlos a diferentes superficies de trabajo de manera rápida y sencilla.

2. Tornillos de banco permanentes

Por su parte, los tornillos de banco permanentes se atornillan a la encimera de la mesa de trabajo y permanecen en la ubicación elegida de forma firme y fija. Los tornillos de banco permanentes son los más utilizados, porque permiten sujetar de forma segura objetos pesados o voluminosos, sin riesgo de que el objeto u el tornillo caigan del banco de trabajo.

tornillo-de-banco-usos

Para qué se usan los tornillos de banco

Como decíamos anteriormente, un tornillo de banco es una herramienta usada para sujetar objetos de manera segura mientras se trabaja sobre ellos. Sus mordazas tienen un gran agarre y ejercen una gran presión, lo que permite sostener objetos grandes y pesados.

Los tornillos de banco se usan para realizar trabajos en diferentes industrias como, por ejemplo:

Metalurgia

El tornillo de banco es útil cuando se trabaja con metal, puesto que puede sostener el metal en su lugar al cortar, taladrar o modificar su forma y tamaño.

Carpintería

El tornillo de banco también es útil al trabajar con madera, ya que mantiene la madera firme mientras se trabaja con ella. Es una de las herramientas imprescindibles para cualquier carpintero.

Serrar

Los tornillos de banco son muy prácticos cuando se tiene que serrar madera, pues permite mantener la pieza inmóvil mientras se corta. Además, es más seguro pues minimiza el riesgo de lesiones en las manos durante el proceso de corte.

Perforar

La perforación es una tarea que requiere de una gran precisión y estabilidad. El uso de tornillo de banco posibilita al usuario perforar agujeros con mayor precisión, puesto que el objeto permanece fijo e inmóvil.

Es especialmente útil cuando la perforación se realiza con un taladro, ya que el tornillo permite que el usuario tenga libres las dos manos para sujetar con firmeza el taladro.

Atornillar

Un tornillo de banco es una herramienta útil cuando se necesita apretar o aflojar un tornillo o tuerca a un objeto. Por ejemplo, el tornillo de mesa puede sostener el tornillo fuerte mientras utilizas una llave para ajustar la tuerca.

Encolar

Un tornillo de banco es muy útil para encolar o ensamblar piezas con pegamento. Se pueden pegar las piezas e inmovilizarlas entre las mordazas del tornillo para que se sequen de forma segura.

Lijar

El tornillo de banco también posibilita fijar un objeto que tenga que ser lijado. Al mantener el objeto fijo en la misma posición, es más sencillo proceder a lijarlo sin que se mueva.

En MasFerretería contamos con tornillos de banco para profesionales y aficionados al bricolaje. Hazte con uno para tu banco de trabajo y…

¡Simplifica tu vida!

logo-masferreteria-300x103