Ventajas de las calderas de gasEl sistema de calderas de gas es de los más empleados en los hogares españoles. Funciona con radiadores de agua y es el método de calefacción más usual.

Como funcionan las calderas de gas

El sistema es el siguiente: la caldera quema gas y calienta el agua que va circulando por su interior. Luego la bomba de circulación hace llegar el agua caliente en todos los radiadores que están repartidos en la vivienda.

La ley no obliga a contar con un termostato para regular la temperatura en las instalaciones individuales. Lo mejor es contar con un termostato programable.

Las calderas mixtas son las más comunes: proporcionan calefacción y agua caliente sanitaria (ACS). Sin embargo algunas calderas están destinadas exclusivamente a la calefacción.

Las ventajas de la calefacción con caldera de gas

  • Un sistema económico: el precio del gas es competitivo comparado con otras fuentes de energía. De esta manera se puede reducir el gastos energético y la consecuente factura.
  • Un sistema cómodo: el gas natural está canalizado. Esto significa que es una fuente de energía disponible las 24 horas todo el año. No es necesario hacer pedidos para reponer tanques o bombonas. El reabastecimiento se hace de forma automática. Además al no tener deposito, se gana también en espacio en el hogar.
  • Un sistema seguro: a diferencia de otros gases combustibles, el gas natural se disipa muy fácilmente en la atmósfera. Eso es debido a que el gas natural es más liviano que el aire.
  • Un sistema ecológico: el gas natural está producido por la naturaleza. Es una energía natural y el recurso fósil más limpio en su combustión. De esta manera, al elegir el gas natural, se cuida al medio ambiente.

Utilizar calderas de gas permite regular el consumo domestico gracias a un contador y al termostato, que permite regular (y programar en el caso de que sea un termostato programable) la temperatura deseada a diferentes horas del día.

CTA_tienda-online