Calderas de Gas Ventajas e Inconvenientes
  • – Un sistema económico: el precio del gas es competitivo comparado con otras fuentes de energía. De esta manera se puede reducir el gastos energético y la consecuente factura.
  • – Un sistema cómodo: el gas natural está canalizado. Esto significa que es una fuente de energía disponible las 24 horas todo el año. No es necesario hacer pedidos para reponer tanques o bombonas. El reabastecimiento se hace de forma automática. Además al no tener deposito, se gana también en espacio en el hogar.
  • – Un sistema seguro: a diferencia de otros gases combustibles, el gas natural se disipa muy fácilmente en la atmósfera. Eso es debido a que el gas natural es más liviano que el aire.
  • – Un sistema ecológico: el gas natural está producido por la naturaleza. Es una energía natural y el recurso fósil más limpio en su combustión. De esta manera, al elegir el gas natural, se cuida al medio ambiente.

La popularidad de las calderas de gas se justifica por sus numerosas ventajas, siendo las más importantes su facilidad de uso y los costes de calefacción relativamente bajos. Además de todo esto, destacan por ser bastante seguras y por ofrecer opciones modernas que influyen de manera positiva en su rendimiento y por lo tanto en el ahorro de nuestras facturas. 

A continuación te damos a conocer todo lo que deberías de saber sobre las calderas de gas, así como los diferentes tipos, ventajas y desventajas. 

Tipos de calderas de gas

En el amplio mercado de las calderas podemos encontrar diferentes tipos de calderas de gas

  • – Calderas de condensación
  • – Calderas de gas estancas
  • – Calderas atmosféricas
  • – Calderas Bajo Nox

Como siempre, a la hora de ver los diferentes tipos de caldera gas, es natural que nos preguntemos qué tipo de caldera de gas es mejor. Muy bien, déjanos decirte que esto dependerá en gran medida de lo que necesites para tu hogar y por supuesto, de lo que estés dispuesto a invertir. 

1. Calderas de condensación

Las calderas de condensación recogen el calor adicional del gas de combustión, que en las calderas tradicionales tiende a escaparse irremediablemente. Como resultado, funcionan con mayor eficiencia, lo que se traduce en menores costos de calefacción.

Una caldera de condensación es un dispositivo con una cámara de combustión cerrada. Esta cámara de combustión cerrada o abierta determina el método de suministro de aire a la caldera de gas.

En el caso de una cámara de combustión cerrada, la caldera de gas puede tomar aire directamente desde el exterior del edificio, por ejemplo, a través de una tubería conducida al exterior.

2. Calderas estancas

Estas calderas de gas tienen la característica de estar completamente cerradas, lo que las hace una opción mucho más segura para las personas. Muchos usuarios prefieren las calderas de gas estancas debido a que a la hora de que se realiza la combustión, los gases no están en contacto con el exterior, lo que evita riesgos de cualquier tipo al interior de los hogares. 

3. Calderas atmosféricas

Las calderas de gas atmosféricas constan de un quemador de gas que puede funcionar con muchos tipos de combustible. Estos incluyen gas natural, biogás y gas licuado. Para que se desarrolle una llama necesita aire. Bajo este principio, se suministra aire del entorno a la presión atmosférica existente. El gas combustible llega a alta velocidad a través de una boquilla a una tubería más grande y crea presión. A su vez, se aspira el aire del medio ambiente para finalmente ser llevado hacia la cámara de combustión.

4. Calderas bajo NOX

Las calderas de gas bajo nox son altamente demandadas, gracias a que reducen la emisión de gases altamente contaminantes como lo son el dióxido de nitrógeno y el óxido nítrico. Son unas calderas de gas completamente cerradas o estancas, lo cual las hace altamente seguras ya que estos gases mencionados con anterioridad no poseen color ni olor y por lo tanto son indetectables. 

Al ser calderas de gas completamente selladas se evita que la lluvia, por ejemplo, pueda influir en un mal funcionamiento. 

Ventajas calderas gas

Ventajas e inconvenientes caldera gas

Como cualquier producto o artículo en el mercado, existen múltiples beneficios al escoger ciertos tipos de calderas de gas, pero también algunos inconvenientes. Es por ello que a continuación te damos a conocer las ventajas y desventajas caldera de gas. Si estás próximo a adquirir la tuya, no pierdas detalle.

Hablando de las ventajas de la caldera de gas podemos mencionar que en primer lugar, el gas natural es relativamente barato. En segundo lugar, este combustible se puede utilizar de manera muy eficiente y en tercer lugar, gracias a la posibilidad de combustión que ofrecen las calderas automáticas, es un combustible que prácticamente no necesita mantenimiento

Ventajas caldera de gas punto por punto

El gas natural es un combustible perfecto para la combustión, debido al hecho de que contiene bastante hidrógeno. De igual manera, el gas de escape contiene mucho vapor de agua. Esto, a su vez, significa que se puede recuperar mucha energía de la condensación de este vapor de agua de los gases de escape. Por lo tanto, una caldera de gas es bastante eficiente

El segundo argumento que gana puntos en cuanto a las ventajas calderas gas es su funcionamiento sin necesidad de mantenimiento del sistema de calefacción. Así que nuestra única obligación será pagar nuestras facturas.

La tercera ventaja de disponer de una caldera de gas es el precio relativamente bajo del combustible. Entre los diversos combustibles que permiten la calefacción sin mantenimiento, la calefacción a gas es la más económica.

Desventajas de las calderas de gas (principales problemas)

Una caldera de gas es un dispositivo que de vez en cuando puede fallar. Esto puede deberse a una anomalía, un fallo menor o a una avería importante. Dependiendo de la gravedad del problema, podemos intentar solucionarlo nosotros mismos o llamar al servicio.

  • – La caldera de gas no enciende
  • – La caldera de gas se apaga sin razón aparente
  • – Falta de agua caliente
  • – Agua muy caliente o muy fría.

Calderas de condensación: Ventajas e inconvenientes

Calderas de gas condensación ventajas

  • – No necesitan de un tanque de agua caliente
  • – Esta caldera de gas es por lo general más compacta
  • – Son una opción ideal para pisos o casas pequeñas
  • – Trabajan automáticamente al abrir la llave
  • – Ayudan a reducir las emisiones de carbono
  • – Son muy eficientes por lo que nos harán ahorrar bastante dinero
  • – Son bastante seguras

Caldera mural de condensación a gas: Ventajas y desventajas

Ahora que hemos hablado de algunas de las principales ventajas de las calderas de condensación, es momento de darte a conocer las desventajas más destacables. 

  • – Es posible que al momento de instalarse, se requiera colocar un sistema de drenaje de desechos ácidos
  • – Las unidades pueden apagarse debido al frío en las temporadas invernales
  • – El tubo de desagüe produce vapor, por lo tanto deberemos definir dónde colocar de manera precisa la caldera
  • – Es recomendable invertir en un ventilador
  • – Es probable tener que hacer una instalación eléctrica sólo para la caldera de gas de condensación.

Caldera de gas estanca ventajas

A continuación repasamos los principales beneficios de las calderas de gas estancas, así como algunas de sus más notorias desventajas.

  • – Al ser unas calderas de gas totalmente selladas, proporcionan una máxima seguridad en los hogares, especialmente si se encuentra colocada en algún lugar con poca ventilación.
  • – Es muy posible hacer la instalación de una caldera estanca mixta, la cual nos pueda facilitar agua sanitaria y agua caliente. 
  • – Funcionan utilizando el aire exterior de nuestro hogar, a diferencia de otro tipo de calderas en donde se ocupa el aire al interior de nuestro hogar. Volvemos a reiterar la seguridad de este tipo de calderas, ya que no tendremos contacto alguno con los gases de combustión.

Caldera atmosférica: Ventajas e inconvenientes

Las calderas de gas atmosféricas eran las calderas más demandadas antes de 2010, ya que fueron de los primeros modelos en lanzarse al mercado. No obstante, las autoridades detectaron que conforme pasaba el tiempo, este tipo de calderas daban más inconvenientes que ventajas. Por lo tanto, al ser consideradas peligrosas fueron sacadas del mercado

Principales ventajas

Esta caldera de gas ha sido prohibida desde 2010, por lo que mencionar alguna ventaja frente a una caldera de condensación sería algo engañoso. 

Inconvenientes de una caldera de gas atmosférica

  • – Su rendimiento está muy por debajo de una caldera de condensación
  • – Estas pueden provocar intoxicaciones a causa de algún defecto en la combustión, llegando inclusive a provocar la muerte por la inhalación de estos gases.
  • – Su cámara de combustión no se aísla correctamente, permaneciendo al interior del hogar.

Ventajas de una caldera bajo nox

Ya hablamos con anterioridad del funcionamiento de las caldera de gas de bajo nox, a continuación hacemos referencia a sus principales ventajas.

  • – Estas calderas destacan por ser más económicas que las propias calderas de condensación
  • – La reducción de gases contaminantes es mucho mayor que en otro tipo de caldera de gas.
  • – Son bastante fáciles de instalar
  • – Estas calderas no requieren de un tubo de desagüe
  • – Son más económicas y altamente recomendables para sustituir alguna caldera de gas atmosférica

Ventajas caldera gas frente caldera gasoil

  • – Adquirir una caldera de gas es mucho más económico que hacernos con una caldera de gasoil, además, el precio del gasoil es mucho más caro que cualquier otro tipo de combustible y este tiende a subir más y más. 
  • – Una caldera de gas se puede montar e instalar en espacios reducidos sin ningún tipo de problema, por lo cual es más cómodo para los usuarios. 
  • – En cuanto a la vida útil, se puede decir que tanto una caldera de gas como una de gasoil se mantienen en un rango bastante bueno en cuanto a su duración. 
  • – Una caldera de gas ofrece la mayor reducción de agentes contaminantes y se destaca por ser bastante segura.
  • – En cuanto a las calderas de gasoil, estas producen bastantes restos de combustión, por lo que se debe hacer un mantenimiento o limpieza por lo menos cada año, para evitar cualquier deterioro o falla en su funcionamiento. 
  • – Para recargar nuestra caldera de gasoil es necesario transportar el combustible y almacenarlo en nuestro hogar.

Ventajas de las calderas de gas

Actualmente las calderas de gas son el sistema de calefacción más empleado en los hogares españoles. Funciona con radiadores de agua y es el método de calefacción más usual.

Como funcionan las calderas de gas

El sistema es el siguiente: la caldera quema gas y calienta el agua que va circulando por su interior. Luego la bomba de circulación hace llegar el agua caliente en todos los radiadores que están repartidos en la vivienda.

La ley no obliga a contar con un termostato para regular la temperatura en las instalaciones individuales. Lo mejor es contar con un termostato programable.

Las calderas mixtas son las más comunes: proporcionan calefacción y agua caliente sanitaria (ACS). Sin embargo algunas calderas están destinadas exclusivamente a la calefacción.

Las ventajas de la calefacción con caldera de gas

  • – Un sistema económico: el precio del gas es competitivo comparado con otras fuentes de energía. De esta manera se puede reducir el gastos energético y la consecuente factura.
  • – Un sistema cómodo: el gas natural está canalizado. Esto significa que es una fuente de energía disponible las 24 horas todo el año. No es necesario hacer pedidos para reponer tanques o bombonas. El reabastecimiento se hace de forma automática. Además al no tener deposito, se gana también en espacio en el hogar.
  • – Un sistema seguro: a diferencia de otros gases combustibles, el gas natural se disipa muy fácilmente en la atmósfera. Eso es debido a que el gas natural es más liviano que el aire.
  • – Un sistema ecológico: el gas natural está producido por la naturaleza. Es una energía natural y el recurso fósil más limpio en su combustión. De esta manera, al elegir el gas natural, se cuida al medio ambiente.

Utilizar calderas de gas permite regular el consumo domestico gracias a un contador y al termostato, que permite regular (y programar en el caso de que sea un termostato programable) la temperatura deseada a diferentes horas del día.

CTA_tienda-online