Apagar caldera verano

Apagar caldera en verano: ¿sí o no?

Con la llegada del verano, las temperaturas empiezan a aumentar y los días, a alargarse. La ropa de abrigo vuelve a los cajones de guardado. Entonces, es momento de dar por terminado el invernaje de la piscina y… ¿activar el modo verano de la caldera o apagar el equipo?

Las jornadas de altas temperaturas suelen afectar a muchos electrodomésticos y productos. Mantener estos elementos y artefactos encendidos y expuestos al sol durante la estación más calurosa del año podría perjudicar su rendimiento y su utilidad. Pero, ¿puede el calor dañar a un equipo que trabaja con calor? ¿Es recomendable apagar la caldera en verano?

En este artículo, descubrirás qué hacer con la caldera durante el verano para proteger al artefacto y ahorrar dinero. 

Las razones para apagar caldera gas natural en verano (y cuándo no hacerlo)

Entre los usuarios de calderas, es muy frecuente la siguiente duda: ¿realmente es bueno apagar la caldera en verano? Para responder a esta pregunta, es importante tener en cuenta qué tipo de artefacto has instalado en tu vivienda. Además debes considerar si necesitarás usar el agua caliente durante la temporada estival. Si sales de vacaciones, ¡la situación es diferente!

Pon mucha atención a las siguientes recomendaciones para saber cuándo deberías apagar la caldera y en qué casos será mejor mantenerla encendida. En este último caso, deberás realizar algunos ajustes para garantizar el correcto funcionamiento del equipo durante los meses de altas temperaturas. 

¿Tienes una caldera mixta? Las calderas mixtas son aquellas que sirven para calentar el ambiente y el agua sanitaria. Durante el verano, no es recomendable apagar este tipo de calderas. Está claro el porqué: si apagas la caldera, deberás bañarte y fregar los platos con agua fría. 

En las calderas mixtas y en algunos equipos similares, existe una opción llamada modo verano que permite apagar la función de calefacción pero conservando el sistema térmico para calentar el agua sanitaria. Algunos de estos aparatos funcionan a través de un sistema de encendido electrónico. Es decir que la caldera permanecerá en piloto y, cuando abras un grifo de agua caliente, activarás el encendido electrónico del artefacto. Esta modalidad te ayudará a ahorrar energía y dinero. ¡Sigue leyendo para aprender más sobre el modo verano de la caldera!

¿Realmente es bueno apagar la caldera en verano? ¡Descúbrelo!

¿En qué casos debo apagar la caldera? Apagar la caldera solamente es una opción conveniente cuando utilizas un sistema térmico con placas solares o si te marchas de viaje. El uso de placas solares genera un gasto permanente de energía. Por lo tanto, si no usarás la caldera, es conveniente conservarla apagada. Al salir de vacaciones durante el verano, también se aconseja apagar o desconectar la caldera. Asegúrate de cerrar la llave de paso de agua, la llave de paso de gas y el acumulador de agua para prevenir posibles accidentes e inundaciones. Siempre es aconsejable dejar una ventana abierta para permitir la ventilación de los ambientes. 

En resumen, la decisión dependerá del tipo de artefacto y el sistema térmico que esté instalado en tu hogar. ¿Tienes radiadores? Pues aquí va una buena recomendación: no cierres los radiadores durante el verano. Si el termostato está apagado o la caldera se encuentra en modo verano, los radiadores no empezarán a funcionar por sí solos (aunque estén abiertos). Ten en cuenta que abrir y cerrar el paso de agua a los radiadores podría perjudicar el mecanismo de mando y las válvulas. Pon los radiadores en modo verano para evitar inconvenientes como goteos o pérdidas. 

¿El agua caliente sale por el grifo a temperatura ambiente? ¿Los radiadores están calentándose durante el verano? En este caso, la solución no es cerrar los radiadores. Es probable que la válvula de tres vías presente una avería. Comunícate con un fontanero o un especialista en radiadores antes de tomar una decisión equivocada y dañar todo el sistema de calefacción. 

Si apagas la caldera en época estival, recuerda que deberás encenderla nuevamente al llegar el invierno. En algunos sitios, las temperaturas descienden tanto que puede existir el riesgo de congelación del agua. La mayoría de las calderas cuentan con dispositivos de protección contra heladas o antihielo. Pero, tienes que asegurarte de que estén activos. Para evitar los problemas derivados del frío extremo, es aconsejable volver a poner la caldera en funcionamiento antes de la temporada invernal. 

Activar el modo verano caldera: todo lo que debes saber

Activar el modo verano de tus equipos domésticos es una gran estrategia para ahorrar energía, minimizar la necesidad de mantenimiento y alargar la vida útil de los mismos. 

El modo verano regula el funcionamiento de la caldera con el objetivo de mejorar la eficiencia energética del equipo y garantizar la comodidad de los y las usuarias. Por eso, en esta modalidad, la caldera sólo se encenderá cuando necesites usar el agua caliente. Mientras tanto, la calefacción quedará temporalmente fuera de uso. 

Poner la caldera modo verano es una alternativa viable al apagado del equipo en el caso de las calderas combinadas, es decir, aquellas que proporcionan agua caliente sanitaria y calefacción.

En la mayoría de los artefactos modernos, existe una tecla de modo. Al presionarla, verás en la pantalla las siglas correspondientes para verano e invierno. Otros aparatos se manejan con dos tipos de indicaciones de luces LEDs, que se suelen diferenciar entre encendido constante o parpadeo permanente.

Colocar los aparatos en el modo que se corresponda con la estación vivida es una buena manera de garantizar el buen funcionamiento de los mismos. En este sentido, algunas calderas disponen de un modo invierno, además del modo verano. En esta modalidad, el agua sanitaria tiene prioridad sobre la calefacción. La ventaja de colocar la caldera en modo invierno es que, al necesitar agua caliente sanitaria, se excluye el funcionamiento de la calefacción. De este modo, podrás obtener el agua caliente a la temperatura prefijada, o cinco grados por encima de la temperatura seleccionada para el ambiente. Al cerrar el grifo, el ciclo de calefacción se reanudará. 

Estas automatizaciones técnicas son tan prácticas que contribuyen a mejorar la calidad de vida de los usuarios. Sin embargo, pueden presentarse algunos problemas. Por ejemplo, que la pantalla de la caldera marque error porque la calefacción no funciona o que la caldera esté encendida pero no se logre calefaccionar el ambiente. La mayoría de las veces cambiar el modo verano por el modo invierno es lo único que debemos hacer para solucionar estos inconvenientes. 

¿Cómo poner modo verano caldera Vaillant?

Aprender cómo poner la caldera de condensación Vaillant en modo verano es muy simple. Sigue este paso a paso para poner caldera Vaillant modo verano:

  1. Ante todo, mira la pantalla en el panel de mando. El display mostrará el estado de servicio activo. Revisa cuáles son los símbolos para cada uno de los modos en el manual de instrucciones de Vaillant y comprueba en qué modalidad está la caldera. Si el modo calefacción está activado, notarás que el LED está encendido permanentemente o que parpadea. 
  2. Pulsa el botón para activar el modo de verano. Esto implica desactivar la calefacción pero mantener en funcionamiento la producción de agua caliente sanitaria. Por lo tanto, el valor de la temperatura de calefacción debe ajustarse al modo calefacción apagada.
  3. Confirma el cambio con el botón OK. Comprueba que el símbolo que se muestra en la pantalla corresponde al modo verano. En este modo, recuerda que el quemador se encenderá únicamente cuando se abra un grifo de agua caliente.

Ahorro y eficiencia: ¿cómo debo regular la temperatura caldera verano?

Durante la época estival, se recomienda bajar la temperatura del agua caliente porque el agua de por sí ya ingresa al artefacto con mayor temperatura. Al regular la temperatura agua caldera verano, se reduce el consumo de electricidad y de gas dado que se necesita menos tiempo para alcanzar la temperatura indicada. 

Sin embargo, es fundamental que los valores prefijados estén siempre dentro de los límites de funcionamiento. Los rangos de regulación de la temperatura varían según la localización del agua y el fabricante. Por eso, ante todo, lee el manual de uso de tu caldera y sigue las indicaciones. Si tienes dudas, contacta al fabricante. 

Generalmente la temperatura del circuito de calefacción para radiadores debería estar entre los 29 y 85 grados centígrados. En el caso del agua del circuito de calefacción para piso radiante, se sugiere mantenerla entre 15 y 55 grados centígrados. Por su parte, el rango de regulación de la temperatura del agua caliente sanitaria se sugiere que esté entre los 30 y 60 grados, aunque algunas empresas aconsejan que se mantenga entre los 41 y 43 grados. 

Ten en cuenta todos los consejos para alargar la vida útil de los equipos de tu hogar y evitar inconvenientes. ¿Estás pensando en instalar una caldera en tu casa? ¿Quieres comprar un producto de buena calidad a un precio accesible? ¿Necesitas cambiar un artefacto viejo? En MasFerretería, encontrarás las mejores maquinarias y electrodomésticos, repuestos varios y herramientas para hacer reparaciones o ajustes. ¡Visita nuestra tienda online ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *