como elegir una caldera

¿Cómo elegir una caldera?

Ciertos equipos del hogar cumplen una función prioritaria en el día a día, ya que su desempeño impacta directamente en la calidad de vida de los habitantes. Los sistemas de refrigeración, la bomba de agua y la caldera son algunos ejemplos de artefactos que pueden mejorar o afectar tu rutina, según el modo en que estén ejecutando sus funciones. En este artículo, aprenderás cómo elegir una caldera para no fallar en el intento. 

Al momento de comprar un equipo o electrodoméstico, pueden surgir diferentes dudas. ¿Qué potencia necesito? ¿Qué tipo de artefacto debo adquirir? ¿Qué precio es más conveniente? 

Para despejar esas incógnitas, MasFerretería te cuenta cuáles son los tipos de calderas disponibles en el mercado, sus características y utilidades. Aprende cómo elegir una caldera para tu hogar o tu empresa con información clara y concisa ofrecidas por nuestros expertos. ¡Analiza, compra y mejora tu vida!

Tipos de calderas

En el mercado existe un amplio abanico de productos para el hogar. La extensa oferta es una ventaja a la hora de la búsqueda. Sin embargo, si no tienes la información suficiente, encontrar el equipo que necesitas puede convertirse en una verdadera pesadilla. 

Por eso, en este apartado, podrás conocer cuáles son los tipos de calderas y sus características principales. Accede a las mejores recomendaciones y elige con sabiduría. 

Caldera de gas: funcionamiento, clasificación y requisitos de instalación

Las calderas de gas se destacan porque van instaladas a la red gasística. Esto demanda la presencia de un experto y la existencia de una preinstalación de gas.

Ahora aprenderás cómo elegir una caldera de gas. Sin duda, este producto será el ideal para ti si el espacio a calefaccionar es de gran extensión, si las temperaturas externas alcanzan niveles muy bajos y si la infraestructura cuenta con una preinstalación de gas.

La elección del equipo puede basarse en el nivel de potencia requerido:

  • Entre 20 y 23 kW, para construcciones de menos de 80 metros cuadrados.
  • Entre 24 y 26 kW, para construcciones entre 80 y 100 metros cuadrados con temperaturas externas templadas.
  • Entre 27 y 31 kW, para construcciones de menos de 120 metros cuadrados con temperaturas externas frías.
  • Entre 32 y 37 kW, para construcciones entre 180 y 200 metros cuadrados con temperaturas externas frías.

Existen diferentes tipos de calderas de gas. En relación a su función, encontrarás las calderas simples que ofrecen calefacción y las calderas mixtas, que brindan tanto calefacción como agua caliente sanitaria. Sin duda, la segunda opción es la más conveniente por su practicidad. 

Según el tipo de suministro, existen calderas que funcionan por gas natural, por propano que está presente donde no existe una red de gas natural, y por butano, es decir, con bombonas por lo que no puede ser un sistema mixto. 

Según el modo de combustión, se distinguen las calderas atmosféricas y las calderas estancas. Gracias a la innovación tecnológica, también se pueden destacar las calderas de condensación y las calderas Bajo NOx. 

A continuación, descubre más detalles sobre algunas de ellas. 

La caldera estanca

Las calderas estancas son un tipo de caldera a gas donde la combustión se produce en una cámara sellada de forma hermética. En lugar de usar el oxígeno de la habitación, el equipo toma el aire desde el exterior con un ventilador para realizar la combustión. Por esta razón, la caldera estanca es un artefacto seguro y eficiente.

Las calderas atmosféricas

La caldera atmosférica no podía faltar en la comparativa calderas, a pesar de estar prohibidas en España. Si bien son un tipo de caldera a gas, la fuente de combustión es el oxígeno de la habitación. Por esta razón, son poco seguras para las personas, más aún cuando estaban instaladas en espacios concurridos.

Con el objetivo de minimizar los riesgos, está prohibida la instalación de las calderas atmosféricas en viviendas domésticas desde 2010 y su fabricación desde 2015. Los entes reguladores buscaban así incentivar a la elección de calderas de condensación, con mayor eficiencia de combustible y menor emisiones contaminantes. Aunque sí permitían el uso de calderas atmosféricas en salas de máquinas.

Las calderas de tiro forzado y de tiro natural, los tipos de calentadores del sistema atmosférico

Te encuentras frente a dos tipos de calentadores atmosféricos, es decir, que producen la combustión con el oxígeno del espacio donde fueron instalados. Descubre en qué se diferencian. 

Los calentadores atmosféricos de tiro natural están diseñados de forma que evacúan los vapores de forma natural. De modo contrario, los calentadores atmosféricos de tiro forzado requieren de un ventilador para expulsar los gases quemados hacia el exterior de la estancia. Por eso, es el sistema ideal para usar cuando la salida de gases está bloqueada por el viento. 

Definitivamente, no podemos decir que estos equipos son la mejor caldera ya que pertenecen al grupo de los artefactos con sistemas atmosféricos. Ten en cuenta este dato si estás pensando en cómo elegir una caldera.

Las calderas de condensación

La caldera de condensación es una caldera estanca. Por eso, es un producto seguro. Genera un ahorro de combustible notable porque precalienta el agua con el calor residual de los vapores antes de ser expulsados por el tubo de evacuación. 

Las calderas Bajo NOx

Este tipo de caldera reduce drásticamente la emisión de dióxido de nitrógeno, generando niveles menores a los recomendados por la normativa europea.

La caldera eléctrica, un producto más práctico y seguro

Las calderas eléctricas son una alternativa ideal para las estructuras que no poseen una instalación para acceder al suministro de gas natural. Existen diferentes modelos de calderas eléctricas: para calefacción por agua caliente, para suelo radiante, calderas monofásicas para uso doméstico con potencia de 220-230 voltios y calderas trifásicas para uso industrial con potencia máxima de 400 voltios.

A diferencia de otros equipos, no funcionan a través de la quema de combustible sino que la electricidad es su fuente principal de energía. Por eso, el diseño de las calderas eléctricas dista mucho del de las calderas a gas o gasoil. Ya que posee una entrada de agua fría y una salida para agua caliente.

Como otros artefactos similares, provee una doble función ya que se utiliza para calentar el agua sanitaria que se usa en lavabos y duchas, y conjuntamente puede aplicarse en el sistema de calefacción. 

Si te estabas preguntando cómo elegir una caldera, conocer estas otras ventajas de las calderas eléctricas te será muy útil.

  • Es un equipo de alto rendimiento
  • Es un artefacto de bajo coste
  • No genera tanta contaminación como las calderas que funcionan con gas o gasoil
  • No requieren de ventilación 
  • No producen ni humo ni ruido

Por otro lado, toma en consideración las desventajas de calderas eléctricas:

  • La factura de electricidad suele ser alta
  • No es considerado un sistema ecológico, por lo que no podrás recibir ayuda económica
  • Necesitarás termostatos inteligentes para regular el consumo

La caldera de gasoil, una alternativa a la falta de red de gas

Las calderas de gasoil son otra posible alternativa para los usuarios que no disponen de una red de gas natural en las cercanías de su hogar o empresa. Ya que este equipo utiliza el combustible gasóleo C para funcionar. El gasoil C tiene más parafina y es más económico que los tipos de gasoil usados por los medios de transporte. 

Existen diferentes tipos de equipos. Según su uso, podrás encontrar calderas de gasoil para calefacción, calderas mixtas instantáneas y mixtas con acumulador. Según su funcionamiento, se clasifican en calderas de gasoil atmosféricas, estancas o de condensación. Según su combustible, hay calderas a gasoil y calderas mixtas o policombustibles que trabajan a base de gasoil y leña. En esta última clasificación, entra la caldera de biomasa. ¡Descubre de qué se trata!

La caldera de biomasa

Las calderas de biomasa utilizan materia orgánica como combustible. Entre los materiales usados, se destacan la leña, la cáscara de frutos secos, los restos de poda, el aserrín, los huesos de aceitunas y otros desechos de la agricultura. 

El precio estable de la biomasa y la menor tasa de contaminación son ventajas de la caldera de biomasa. Sin embargo, suelen ser costosas, ocupan mucho espacio y requieren de mayor atención. 

La elección de este tipo de caldera se basará en los metros cuadrados del espacio, la eficiencia del aislamiento térmico y el clima de la zona. Sin embargo, es preferible optar por una caldera de gas de condensación de ser posible. 

Si estás pensando en comprar caldera, usa esta comparativa calderas para conocer las características técnicas y legales de los equipos disponibles en el mercado. Luego, visita la tienda de MasFerretería para adquirir la mejor caldera para tu vivienda o empresa. ¡Compra hoy!

Caldera precios: ¿cuál es la opción más conveniente?

La comparativa calderas es fundamental para elegir el equipamiento adecuado para el tipo de estructura presente. En este sentido, deben evaluarse desde las características técnicas hasta las utilidades de cada artefacto. Sin embargo, la elección va a estar siempre condicionada tanto por las condiciones del espacio como por el presupuesto del comprador.

Desafortunadamente, realizar la comparativa calderas precios puede llevar demasiado tiempo. Por eso, es recomendable optar por una tienda con trayectoria y marcas reconocidas que ofrezca precios accesibles y un buen servicio posventa. 

MasFerretería es el sitio ideal para realizar tus compras de un modo más práctico, fácil y seguro. Consigue materiales, equipos y herramientas para tu hogar, empresa o industria. Encuentra los mejores productos a un precio conveniente en el sitio. Elige, compra y recibe el paquete en el domicilio de tu preferencia. Si aún tienes dudas sobre cómo elegir una caldera, contacta con los expertos para recibir asesoramiento personalizado.

¡Visita MasFerretería ahora!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.