Tipos de cerraduras de seguridad

Tipos de Cerraduras de Seguridad

La eficacia de los cerramientos depende del método elegido, la adecuación del mismo y la calidad del producto instalado. Por eso, es fundamental conocer los diferentes tipos de cerraduras de seguridad, sus características particulares y sus funciones para garantizar un cierre efectivo. 

Para empezar, es clave tener en cuenta qué es una cerradura de seguridad. En este caso, se trata de un mecanismo diseñado para asegurar el cierre de las aberturas y las cajas de seguridad. Ya que impiden y bloquean la apertura de puertas, portones y elementos de protección para guardar objetos personales de valor, como dinero, joyas y documentación importante. 

En este artículo, aprenderás cuáles son los tipos de cerraduras de seguridad que existen en el mercado. Podrás conocer sus rasgos técnicos y sus aplicaciones. Descubrirás cómo funciona un cerrojo y cuál es la cerradura más adecuada en función del tipo de puerta. ¡Sigue leyendo para asegurar tus pertenencias! 

Los diferentes tipos de cerraduras de seguridad

El mundo de la cerrajería es más amplio de lo que parece. Ya no se habla únicamente de llave, manilla, pestillo o pasador. La incorporación de las nuevas tecnologías y las innovaciones en el campo de la seguridad doméstica han impulsado el desarrollo de cerrojos más fuertes, más resistentes y más confiables. 

La heterogeneidad de productos es el resultado de la creciente necesidad de garantizar la protección de los elementos personales, pero también de la masificación de estos productos y la multiplicidad de modelos de aberturas y cajas de seguridad dónde instalarlos. 

Por eso, a continuación, verás cuáles son los tipos de cerraduras de seguridad disponibles en el mercado. 

Cerraduras embutidas

Las cerraduras de empotrar se encuentran embutidas en el lateral de las aberturas. Es un sistema conveniente porque pasa desapercibido ya que está dentro de la puerta. Lo único visible a simple vista es el bombín u orificio para la llave y la manilla. Está entre los mecanismos de cerrajería más populares. 

Es recomendable instalar este tipo de cerraduras de seguridad en puertas de madera o de metal. El material elegido debe ser suficientemente resistente para soportar el cerrojo. En el mercado, encontrarás tanto cerraduras embutidas tradicionales como cerraduras empotradas de seguridad.

Cerraduras de sobreponer

Las cerraduras de sobreponer son una alternativa práctica a las cerraduras de empotrar. Se instalan sobre la propia hoja de la puerta, del lado interno de la misma. Por este motivo, pueden estar cubiertas con una carcasa que cumple una doble función tanto estética como de protección para el mecanismo. Asimismo, las cerraduras de sobreponer se clasifican en aquellas con un único punto de cierre y las multipunto con varios pestillos.

Cerradura multipunto

Las cerraduras multipunto son aquellas que incluyen varios puntos de anclaje para garantizar una mayor seguridad. Una cerradura multipunto se diferencia justamente de un cerrojo o un pasador porque estos últimos suelen tener un único punto de anclaje. A mayor cantidad de puntos, más protección y eficiencia. En general, los modelos domésticos disponen de 3 a 7 anclajes. 

A su vez, las cerraduras multipunto pueden subclasificarse entre cerraduras embutidas y cerraduras de sobreponer. Es decir, que pueden ser instaladas bajo ambas modalidades. 

Además de proveer seguridad, cuando el mecanismo es empotrado, aumenta la rigidez de la puerta e impide que pueda ser abierta a la fuerza. Por eso, la cerradura multipunto embutida es una de las más seguras del mercado. 

Cerradura digitales

El avance de la tecnología en el mundo de la cerrajería se vislumbra con la creación de la cerradura electrónica. Las cerraduras digitales funcionan con un sistema electrónico que libera o bloquea tanto el cierre como la apertura de los objetos.

Este dispositivo proporciona mayor seguridad, ya que las formas de acceder son más limitadas. A diferencia de los mecanismos convencionales, no es necesario el uso de una llave. En cambio, puede activarse con una tarjeta electrónica, un dispositivo digital, un lector de huella digital, un código o un control remoto. Si bien se popularizaron en empresas y alojamientos, cada vez son más usadas en ámbitos domésticos.

Cerraduras de Gorjas

Las cerraduras de Gorjas poseen una abertura alargada en lugar de un bombín. La llave que abre el mecanismo es cilíndrica y alargada, y tiene dos paletones laterales en el extremo. Es una de las llaves antiguas más convencionales, pero no por eso son seguras. De hecho, hoy ha perdido su utilidad en gran medida ya que se han creado sistemas profesionales de apertura para violar la seguridad que ofrecen. La existencia de llaves mágicas para abrir las cerraduras de este tipo amenaza la tranquilidad de cualquier familia o empresa. Por eso, se desaconseja la instalación de cerraduras de Gorjas en la actualidad.

Cerraduras tubulares

Las cerraduras tubulares son un elemento interesante y distinto de los diferentes tipos de cerraduras de seguridad. La cerradura posee una circunferencia hueca, mientras que la llave está formada por una circunferencia en relieve. Este mecanismo se subdivide en las cerraduras tubulares en línea y las cerraduras tubulares radiales.

Cerraduras de seguridad invisibles

Las cerraduras de seguridad invisibles pertenecen al grupo de las cerraduras electrónicas, pero se destacan por ser sutiles. Al no verse, tampoco llaman la atención de los curiosos ni despiertan el interés de los ladrones. Este mecanismo se destaca porque es fácil de instalar. Puede activarse o desactivarse para restringir el acceso a zonas delimitadas, para proteger documentos o controlar el acceso a ciertas áreas.

Cerraduras de seguridad con barras

Las cerraduras de seguridad con barras es uno de los mecanismos más seguros, similar al beneficio ofrecido por las puertas blindadas. Este sistema incorpora barras horizontales o verticales dentro de aberturas metálicas o de madera. 

El modelo de barra fija se activa desde el lado interno de la puerta de forma manual. En cambio, la cerradura de barra libre se mueve al accionar el mecanismo con la llave desde cualquiera de los lados. En ambos casos, las barras son un dispositivo anexado a los modelos de sobreponer tradicionales para fortalecer la estructura e intensificar la seguridad.

¿Cómo instalar una cerradura de seguridad?

La instalación de un mecanismo de cerramiento dependerá del tipo y el modelo de cerradura de seguridad, así como de la superficie disponible y el conocimiento del instalador. Estos factores pueden determinar la complejidad de la tarea. 

Más allá de la dificultad, se aconseja la colocación de una cerradura multipunto en reemplazo de modelos simples para aumentar la tranquilidad de los habitantes o los dueños. 

A continuación, podrás aprender cómo instalar una cerradura de seguridad multipunto en reemplazo de una cerradura simple. 

  1. Afloja la cerradura anterior.
  2. Retira la manilla y el cuadro completo.
  3. Remueve el bombín o el cilindro, según el tipo de cerrojo previo.
  4. Mide la nueva cerradura. Puedes marcar la ubicación con un lápiz.
  5. Con un taladro y una fresadora, agujerea la caja para fijarla en la puerta y haz el canal donde irán los puntos de anclaje. Calcula bien la profundidad.
  6. Limpia los restos de viruta y metal. 
  7. Coloca la cerradura nueva ayudándote con un mazo de goma. Haz los orificios que falten y coloca los tornillos. 
  8. Por último, instala el bombín en la puerta, el cuadro y la manilla. 

En algunos casos, se aconseja la contratación de un cerrajero profesional. Por ejemplo, cuando se trata del cambio de una cerradura de Gorjas a una cerradura con bombín. De este modo, ahorrarás dinero y tiempo porque puedes dañar el mecanismo si haces demasiada fuerza o colocas mal las piezas. 

Cerradura más adecuada en función del tipo de puerta o plataforma

Comprar la cerradura de seguridad adecuada es un paso importante para asegurar aquello que te pertenece. Si haces una buena elección, ahorrarás dinero y tiempo durante la instalación y en el mantenimiento de la cerradura. 

Descubre cuál es la cerradura más adecuada en función del tipo de puerta o plataforma.

  • Las cerraduras embutidas son ideales para las puertas de madera o de metal por su resistencia. 
  • Las cerraduras de sobreponer se usaban en puertas blindadas antiguas. Suelen instalarse en aberturas que deban ser modificadas y no dispongan de espacio para una cerradura empotrada. 
  • Las cerraduras digitales son ideales para las oficinas, los hoteles y los apartamentos turísticos. Más que el tipo de puerta, debe considerarse el tipo de alimentación necesaria para garantizar el correcto funcionamiento del dispositivo. Ya que, en algunos casos, se debe disponer de conexión a la red eléctrica. Mientras que otros modelos disponen de baterías. 
  • Las cerraduras multipunto pueden instalarse en puertas de seguridad como las blindadas y las acorazadas. Se desaconseja la colocación de cerraduras multipunto de embutir en puertas de madera que no estén preparadas, porque se podría dañar la estructura de la abertura. En estos casos, lo ideal es optar por la cerradura multipunto de sobreponer. 
  • Las cerraduras de Gorjas pueden instalarse en cualquier tipo de puerta. Pero se desalienta su uso, ya que no garantiza los niveles mínimos de seguridad. 
  • Las cerraduras tubulares no suelen instalarse en puertas. En cambio, se utilizan en cajeros automáticos, vitrinas y máquinas expendedoras, entre otros objetos.
  • Las cerraduras de seguridad invisibles son perfectas para delimitar el ingreso a ciertas oficinas o habitaciones dentro de una misma empresa o casa.
  • Las cerraduras de seguridad con barras se pueden instalar sobre puertas de metal o de madera. 

¿Ya sabes cuál de estos tipos de cerraduras de seguridad deseas instalar en tu hogar o empresa? En MasFerretería, hallarás todos los accesorios y herramientas necesarios para proteger tus pertenencias, tu vivienda o tu establecimiento.

¡Visita ahora la tienda de MasFerreteria y cuida de lo que más te importa!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.