como eliminar malas hierbas

Cómo eliminar malas hierbas para siempre

Quitar malas hierbas es una de las principales tareas de cuidado para el jardín o el huerto. El mantenimiento y la retirada de maleza son fundamentales para disminuir la presencia de las hierbas malignas. Eliminar las especies que estorban frecuentemente favorecerá el desarrollo de tus vegetales, flores y plantas aromáticas, mientras que mejorará la imagen de tu jardín o huerto.

En este artículo, aprenderás a cuidar de la salud de tus plantas. Descubre cómo eliminar malas hierbas con remedios caseros y herramientas de fácil manipulación. ¡Lee más!

¿Qué son las malas hierbas y por qué hay que eliminarlas?

La idea de que una hierba es mala está asociada con la pérdida de cultivos. Estas plantas generan plagas y enfermedades, por lo que producen pérdidas significativas en el volumen de la cosecha. Esto implica tanto pérdidas económicas como un riesgo para la salud de las personas que consumen los productos cosechados. Por eso, si tienes una huerta en tu hogar, quitar la maleza periódicamente es crucial. Así cuidarás de tus plantas y protegerás la salud de tu familia, al mismo tiempo.

Es importante mencionar que el concepto «malas» es relativo. Desde una visión antropocéntrica, la palabra se usa para indicar que estas plantas no son útiles para los intereses humanos. Sin embargo, pueden servir para otros fines. En un cultivo, algunas plantas pueden ser consideradas invasivas. Pero estas mismas especies pueden ser muy valoradas por la botánica o el paisajismo en otros contextos. Además las especies «destructivas» varían según el tipo de plantación, la zona geográfica y el clima del lugar.

Las características de las malas hierbas favorecen su esparcimiento y reproducción. Germinan con facilidad y rapidez en ambientes muy diversos, poseen muchas semillas de gran resistencia y disponen de capacidades competitivas para prevalecer sobre otras especies. Por eso, es fundamental el control de las malezas, la limpieza del huerto y la vigilancia de la plantación. En algunos casos, los métodos preventivos para quitar malas hierbas no serán suficientes y el cultivo deberá destruirse. ¡Sigue leyendo para evitarlo!

10 herramientas quitar malas hierbas de tu huerto o jardín

Quitar la maleza es un trabajo manual que puede resultar cansador. El mejor modo de simplificar esta tarea es utilizar las herramientas para cortar malas hierbas correctas. Conoce cuáles son las mejores herramientas para quitar malas hierbas de tu huerto o jardín aquí.

1. La azada para quitar malas hierbas

La azada sirve para arrancar las plantas de raíz. Posee un mango corto que facilita su manipulación.

2. La gubia

Las gubias de jardín son similares a una pala. Se diferencian de las gubias para artesanos o carpinteros por ser más flexibles. Gracias a su hoja de mediacaña y su tamaño pequeño, permiten sacar hierbas rebeldes sin dañar al entorno.

3. El escardillo para jardín

Los escardillos son similares a las azadas. Son perfectos para quitar plantas desde la raíz.

4. El rastrillo para malas hierbas

Los rastrillos sirven para desmalezar áreas de mayor tamaño, pero no son herramientas precisas a la hora de quitar malas hierbas.

5. El escardador oscilante

El escarbador permite quitar las malezas menos desarrolladas en áreas más pequeñas.

6. El desraizador

Esta herramienta es una especie de palo con una pinza en el extremo para arrancar las plantas de la raíz sin necesidad de arrodillarse en la tierra. Es muy cómoda y práctica.

7. Los guantes quitahierbas

Los guantes quitahierbas protegen tus manos y te ayudan a tomar las herramientas con mayor seguridad.

8. La desbrozadora

Las desbrozadoras a gasolina o eléctricas son las mejores máquinas para quitar malas hierbas, ya que cortan la maleza al ras del suelo.

9. El herbicida térmico

El equipo consta de una vara que lanza una llama, similar a un soplete. Las plantas se calientan, sin necesidad de prenderse fuego, y mueren por el exceso de temperatura. Este método es mucho más ecológico que los herbicidas químicos, ya que utiliza el fuego como principal elemento para combatir las malas hierbas.

Las ventajas del herbicida térmico son múltiples. Se puede utilizar de pie, cansa poco físicamente y no contamina el entorno. Sin embargo, deberás pasarlos varias veces y los resultados nunca serán del todo efectivos. Por eso, es recomendable combinarlo con otros métodos para eliminar malas hierbas.

10. El herbicida químico

El mejor herbicida para quitar malas hierbas es aquel que no contamina el agua, que no desertiza los terrenos ni esteriliza el suelo. En este sentido, se desalienta el uso de productos químicos por razones ambientales y económicas. Sin embargo, cuando sea imperioso utilizar productos químicos, se sugiere aplicar poca cantidad y evaluar el impacto de su implementación.

Recuerda no aplicar herbicidas químicos los días ventosos para evitar que el producto alcance otros sectores de la huerta o el jardín. Además procura no utilizar herbicidas cerca de los sistemas de riesgo para no contaminar el agua.

1. El herbicida para malas hierbas

Los herbicidas naturales son muy efectivos para el control de las hierbas malignas. En el mercado, hallarás productos ecológicos y biodegradables. Los herbicidas con ingredientes naturales funcionan muy bien para controlar las plantas intrusas. Además los resultados suelen verse en poco tiempo.

2. El herbicida para césped

Existen diferentes herbicidas naturales para el césped. En este caso, es aconsejable adquirir un producto orgánico que inhiba el crecimiento de las raíces de las plántulas de malas hierbas. Elige productos que cuenten con un diez por ciento de nitrógeno en su fórmula. Estos herbicidas orgánicos para césped impiden el desarrollo de malezas y, al mismo tiempo, enriquecen el crecimiento de la hierba deseada.

3. El herbicida casero para grandes superficies

Mezcla un kilo de sal fina de mesa por cada diez litros de vinagre de vino o de sidra. Una vez diluida la sal, coloca un chorro de detergente de cocina. Introduce la preparación en una mochila pulverizadora para facilitar la tarea de aplicación. ¡Y pon manos a la obra!

El arado de vertedera es otra posible solución para grandes superficies. El arado es una herramienta de labranza que eleva la tierra. Luego la vertedera voltea y expande la misma. Así las malas hierbas son desarraigadas y destruidas.

Aprende cómo eliminar malas hierbas con remedios caseros

Los remedios caseros son una forma económica y simple de lidiar con las hierbas malignas que se apoderan del jardín o el huerto. Las recetas caseras no suelen ser tan efectivas como el arado manual. Por lo tanto, se aconseja utilizar una técnica mixta para eliminar malas hierbas para siempre.

Para realizar un mejor mantenimiento, aplica herbicidas caseros y trabaja la tierra con las herramientas recomendadas. ¡Así obtendrás mejores resultados!

1. Usa agua hirviendo 

El agua hirviendo es un método económico y simple para destruir la vegetación inútil que crece en el jardín. Sin embargo, debe aplicarse con cuidado ya que no es un método preciso. Si vuelcas el agua caliente sobre tus flores o vegetales, podrías dañar tu jardín o cosecha. Es recomendable utilizar un envase pequeño y delimitar la zona antes de arrojar el agua hirviendo en la tierra.

2. Prueba con vinagre

El vinagre puro sin diluir es un herbicida natural muy eficiente en plantas pequeñas o poco desarrolladas. Coloca el vinagre en un pulverizador y aplica en los pasillos. No es aconsejable pulverizar la tierra que será sembrada porque el vinagre puede modificar o afectar el área cultivable.

3. Utiliza agua con sal

Diluye un kilo de sal en ocho de litros de agua. Puedes agregar un chorro de detergente o jabón. Coloca la preparación en un pulverizador. Como la sal esteriliza la tierra, intenta aplicar la solución únicamente sobre las hojas de las plantas que deseas eliminar.

4. Intenta con harina de maíz

La harina de maíz funciona como inhibidor de la germinación de malas hierbas. Este método no ayuda a quitar las malezas crecidas, pero sí a prevenir que crezcan especies nuevas. Por lo tanto, una vez realizada la siembra, es recomendable espolvorear harina de maíz alrededor de las plantas para evitar la aparición de hierbas malignas.

5. Aplica bórax

El bórax es un poderoso herbicida. Cada diez litros de agua, disuelve poco más de un kilo de bórax en polvo. Coloca la mezcla en un pulverizador y humedece las hojas de las malezas. Ten cuidado al manipular este producto.

6. Cubrir con periódico

El papel de periódico o el cartón son muy útiles para sofocar a las malas hierbas. Colócalos sobre las especies a eliminar y mójalos para que se peguen al suelo.

7. Cubrir con piedras o cantos rodados

Del mismo modo, puedes cubrir con piedras o cantos rodados la tierra para evitar que las malas hierbas crezcan. Este método es menos efectivo que el uso de periódico, por lo que se recomienda combinar las piedras con el uso de harina de maíz.

8. Podar regularmente

La poda es otro modo de eliminar las especies malignas que invaden el jardín o el huerto. Realiza un mantenimiento de forma regular para que las malezas no cubran grandes superficies. Poda las malas hierbas de raíz apenas aparezcan sobre el suelo.

Además de las tijeras de podar, encontrarás otras herramientas útiles para quitar malas hierbas en la tienda online de MasFerretería. Entra ahora y adquiere los mejores accesorios y productos para eliminar malas hierbas. ¡Cuidar de tu jardín nunca fue tan fácil!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *