Andamios MasFerretería

Andamios: Qué son, para qué sirven y qué tipos existen

La edificación, la reconstrucción y la reparación de edificios de dos o más plantas demanda responsabilidad, seriedad y seguridad por parte de los constructores. Las exigencias suelen aumentar por la magnitud de la infraestructura y la complejidad de la obra.

Los responsables de un proyecto arquitectónico o de ingeniería deben proporcionar todos los elementos necesarios para garantizar tanto la realización de las labores como la protección de la plantilla.

En este contexto, los andamios son una de las herramientas más útiles y versátiles en las obras que superan las dos plantas. Quienes dirigen el proyecto deberán evaluar la cantidad de piezas, el tipo de andamio elegido y las protecciones para el personal que se moverá por ellos. Aprende cómo montar estas estructuras aquí. ¡Lee más!

¿Qué es un andamio?

Es probable que hayas visto más de un andamio en tu vida, pero conocer la definición del concepto te ayudará a comenzar a entender las dimensiones y las utilidades de esta pieza.

Un andamio es una estructura que se monta provisionalmente en la parte externa o interna de una edificación para facilitar los trabajos en altura. Puede estar amurada a las paredes de una obra o colgada del techo para garantizar su estabilidad, o ser un armazón móvil si lleva ruedas o es plegable. Los materiales del esqueleto, el diseño buscado y el modelo de las piezas para armar la carcasa cambian notablemente según el tipo de proyecto. Ya que existe una amplia variedad de productos y materiales para construir armazones.

Ahora que ya sabes a qué llamamos andamio, descubre cuáles son las partes de una estructura de este tipo y cuál es el modelo que podrás utilizar en tu próximo proyecto.

Las partes de un andamio

La mayoría de los andamios se construyen desde cero en el sitio necesario. Es por eso que las estructuras se desmontan como se montan, de una pieza a la vez. Por eso, es clave conocer cada una de las partes de un andamio.

  • Placas con huesillos
  • Base regulable
  • Soporte de inicio
  • Marco o marco con escalera
  • Montante vertical
  • Diagonal
  • Plataforma
  • Rodapié
  • Plataforma con trampilla + escalera
  • Barandilla lateral y larguero
  • Anclaje o estabilizador
  • Ruedas con freno (opcional)

¿Para qué sirven los andamios?

Conocer para qué sirve un andamio es útil ya que te permitirá hacer uso de sus múltiples funciones. Estos armazones son muy versátiles porque son montables, es decir, que pueden crearse diferentes estructuras sin tener que adaptarse a diseños anteriores o respetar medidas predeterminadas.

Los usos de los andamios van desde alcanzar lugares altos hasta realizar trabajos a diferentes alturas. Las actividades que suelen requerir de la instalación de andamios abarcan el área de limpieza, construcción y reparación. También se utilizan en la instalación de aberturas, la pintura de interiores o exteriores y la restauración de edificios antiguos u obras de arte arquitectónicas, como murales o gárgolas. Sin duda, es un instrumento que facilita las tareas de los obreros, pintores, electricistas y restauradores.

Pero la función principal de un andamio es la de crear una plataforma fija en altura por un tiempo determinado para realizar trabajos con mayor comodidad y seguridad. Estas estructuras temporarias garantizan la estabilidad, la libre movilidad y la protección de los trabajadores que desempeñan sus funciones a varios metros del suelo.

Tipos de andamios disponibles en el mercado

La versatilidad y la popularidad de los andamios deriva de la diversidad de productos disponibles en el mercado. Esta amplitud permite crear armazones de diferentes dimensiones y diseños que logren satisfacer las exigencias de los proyectos arquitectónicos más ambiciosos.

A continuación, descubre cuáles son las clases de andamios existentes:

Andamios de aluminio

Los andamios de aluminio son fáciles de montar y plegar gracias a su ligereza. Son económicos, por eso suelen alquilarse para obras pequeñas o medianas de corto a mediano plazo.

andamios de aluminio

Escalera andamio

Las escaleras para andamios facilitan el acceso a los múltiples niveles de la estructura. Encontrarás modelos con pasamanos o sin ellos. Puedes colocar escaleras independientes u optar por los andamios que incluyen los peldaños en su lateral, es decir, donde la escalera está incorporada al armazón.

Andamios tubulares

Muchos usuarios se preguntan a qué llamamos andamio tubular. La respuesta es muy sencilla. Los andamios tubulares son aquellas estructuras donde las piezas usadas para el marco, la diagonal y las barandillas tienen forma de tubo. La forma proporciona mayor firmeza, duración y resistencia.

Andamio con ruedas

Los andamios con ruedas fueron creados para garantizar la movilidad de la estructura. Sin embargo, esta característica tiene sus desventajas. Al ser un andamio móvil, debe respetar límites de altura y límites de carga.

Es fundamental tener en cuenta el tipo de andamio para identificar el modelo de rueda. Por ejemplo, los andamios de aluminio llevan ruedas de doble freno mientras que las ruedas para andamios de hierro fundido deben tener una capacidad de carga de entre 180 y 200 kilos.

Andamios colgantes

Un andamio colgante es una plataforma móvil que puede elevarse o descender. Los andamios colgantes suelen usarse para realizar limpieza de vidrios o pintura de paredes, así como reparaciones puntuales. Son mucho más inestables pero, a su vez, más versátiles que las estructuras fijas.

Andamios de borriquetas

Estos esqueletos suelen montarse sobre caballetes o borriquetas, de ahí deriva su nombre. Generalmente los andamios de borriquetas se utilizan en obras al interior de los edificios y no suelen superar los seis metros de altura.

Andamio plegable

Los andamios plegables son un producto cómodo, práctico y versátil. Suelen ser compactos y de gran maniobrabilidad, ya que están diseñados para ser transportados. Según el tamaño, también pueden ser piezas portátiles de fácil traslado. Esto dependerá del peso y la magnitud del esqueleto.

Andamio móvil

Los andamios móviles se apoyan sobre ruedas giratorias. De este modo, se simplifica el desplazamiento de la estructura y se minimizan los costes operativos porque el mismo esqueleto puede utilizarse en varios sitios. Suelen ser de aluminio por ser un material ligero. Si superan los nueve metros de altura, deben estar sujetos por medio de cables o sogas a una estructura fija.

Andamios eléctricos

Cuando se habla de los andamios eléctricos, generalmente se refiere a las estructuras que cuentan con una plataforma autoelevadora instalada sobre uno o dos mástiles. Estos esqueletos se manejan desde un panel de control con mandos que permiten el movimiento, la elevación o el descenso de la carcasa.

¿Cómo montar andamios? Toma nota del paso a paso

El montaje de los andamios puede realizarse en espacios abiertos o cerrados, en sitios fijos o incluso en su versión móvil, si optas por los armazones con ruedas. Lo importante es saber cuál es el paso a paso para montar un andamio estable y duradero que asegure la salud de los trabajadores.

  1. Antes de comenzar el montaje, se recomienda proyectar el diseño deseado y crear un plano. Evalúa las cargas máximas y el nivel del piso.
  2. Para crear una estructura firme, es fundamental establecer una buena base de apoyo que incluya placas con huesillos. El suelo debe estar nivelado, por lo que tal vez sea necesario colocar algunas patas más largas y otras más cortas. Ten en cuenta que deberás empezar desde la parte más alta del terreno. En el caso de los andamios colgantes, asegura los agarres desde el techo.
  3. Montar los extremos.
  4. Colocar las diagonales que unen los extremos.
  5. Instalar las barandillas.
  6. Instalar las plataformas, que es por donde caminarán los trabajadores. Ajustarlas a la estructura con firmeza. Finalizar cada nivel antes de construir el siguiente.
  7. Colocar las escaleras en los huecos de las plataformas con trampilla. Si es posible, optar por escaleras con pasamanos para permitir un mayor agarre.
  8. Revisar la estructura antes de ponerla en funcionamiento. Si es un armazón con ruedas, controlar siempre que estén colocados los frenos antes de subirse para evitar accidentes.

Recuerda seguir el manual de instrucciones y las recomendaciones del fabricante de las piezas ya que el paso a paso varía de un producto a otro. De ser necesario, solicita asesoramiento de especialistas.

¿Tienes dudas sobre qué andamios debes comprar? ¡Contacta ahora con el equipo de MasFerretería para recibir atención personalizada!

¿Es obligatorio el uso de arnés en andamios? ¡Descúbrelo!

La obligatoriedad del uso de arnés en andamios depende del tipo de trabajo que se realice y de la estructura construida. Los arneses no son necesarios si existen protecciones colectivas para disminuir los riesgos de caídas desde altura. Sin embargo, cuando no estén presentes o se realice un trabajo puntual, se exigirá la utilización de elementos para protección anticaídas.

Por ejemplo, los montadores deben llevar siempre equipos de protección individual contra caídas de altura más allá de que el andamio cuente con protecciones colectivas. Esta regla se menciona en la nota técnica de prevención 1016 sobre las normas, el montaje y la utilización de los andamios, creada por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo de España. Consulta siempre la normativa vigente para evitar accidentes y sanciones.

¿Estás buscando andamios estables y fiables para tu próximo proyecto? En la tienda online de MasFerretería, encontrarás los mejores productos a un precio conveniente. Recorre ahora la web, elige las piezas que necesitas y haz realidad tus planes. ¡Visita la tienda ahora!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.