Consejos de jardinería en otoño

5 consejos de jardinería en otoño. ¡Prepara tu jardín ahora! En invierno será demasiado tarde

Ya ha llegado el otoño. Lo vas notando: los días se hacen más cortos, las temperaturas bajan y la naturaleza cambia de color. Esta es una época de cambios y todo lo que sientes, lo siente también tu jardín. Hoy te contamos consejos de jardinería en otoño para mantener tu jardín siempre espléndido.

Toma nota de estos cuidados del jardín en otoño

El verde los árboles se sustituye por colores ocres, rojos y amarillos. Las plantas están a punto de entrar en sueño profundo. Un buen jardinero sabe que tiene que darse prisa para preparar el suelo, trasplantar plantas y arbustos… ¡antes de que lleguen las primeras heladas!

La jardinería en otoño incluye tareas puntuales y específicas que difieren ampliamente de los preparativos invernales o los procedimientos estivales. En este artículo, aprenderás cómo cuidar el jardín en otoño para que tus plantas resistan los cambios climáticos. ¡Accede a los mejores consejos de jardinería en otoño!

La importancia de los trabajos de jardinería en otoño

El clima húmedo, el aumento de precipitaciones y el descenso de temperatura obliga a ejecutar algunas tareas de otoño en jardinería, que difieren mucho de las actividades propias del invierno o del verano. El verano es una época generalmente calurosa donde suelen registrarse abundantes lluvias. El cambio de estación implica una modificación en la frecuencia del riego, entre otras cosas.

Ciertas tareas como la poda, los trasplantes y la siembra tienen por objetivo principal el paisajismo. Si bien muchos trabajos de jardinería que se hacen en otoño son esenciales en términos decorativos, otros son clave por su funcionalidad práctica.

La fertilización de la tierra y la recolección de hojas apuntan a garantizar la salud de las plantas y conservar la infraestructura del jardín. Ya que las hojas secas suelen causar problemas con los caños y cloacas, por mencionar un ejemplo.

La fumigación y aplicación de productos para el combate de plagas es otra de las tareas de jardinería en otoño que no puedes olvidar. Ten en cuenta que la realización de trabajos de otoño en jardinería asegurará la presentación, la vitalidad y la fortaleza de tu jardín durante el resto del año.

¿Cuáles son los trabajos de otoño en el jardín?

La época otoñal es un buen momento para limpiar, despejar y rediseñar el jardín. Aprovecha esta estación templada para plantar especies nuevas, alimentar tu compost con hojas secas y combatir los hongos que estén infectando tus plantas.

Conoce cuáles son las principales tareas de otoño en el jardín. ¡Pon manos a la obra!

Plantar

Plantar en otoño es una buena manera de rediseñar el parque y sumar nuevos especímenes al paisajismo de tu jardín. Quita las plantas dañadas o deshidratadas por el calor excesivo del verano. Elige las especies más fuertes. Opta por aquellas que sobrevivirán al frío. Comienza a plantar al inicio de la temporada para que cada flor o arbusto pueda acostumbrarse a su lugar y echar raíces antes del invierno.

Además de comprar plantas nuevas, acondiciona el parque para la época invernal. Añade palos como guía al lado de las plantas más débiles, así podrán resistir a los vientos arremolinados del invierno. No te olvides de trasladar las especies que necesitan calor durante todo el año al invernadero.

Siembra de otoño en jardinería: ¿por qué es una buena época para plantar?

Sembrar en otoño es una buena decisión. Las temperaturas templadas son ideales para pasar el día bajo el sol. La tierra recién llovida es moneda corriente en esta época y facilita la tarea de remover el suelo para resembrar.

Durante el verano, no es aconsejable exponerse a muchas horas de jardinería sin los cuidados adecuados. En esa época, olvidarse de regar puede significar perder parte de la plantación. Además las altas temperaturas y el sol pueden secar, quemar e insolar a algunas especies. Por eso, hay que poner mucha atención en qué trasplantar y cómo hacerlo.

Por su parte, las bajas temperaturas invernales pueden dañar a algunos especímenes. Por eso, el otoño es el mejor momento para trasplantar a invernadero o a macetas de interior aquellas plantas que no sobrevivirán a las primeras heladas.

Recolectar las semillas

Aprovecha el otoño para recoger las semillas de las plantas de tu jardín. Porque es probable que los fríos intensos sequen y maten a muchas de las especies de verano. Con las semillas recogidas, podrás replantar las especias al iniciar la primavera. Este truco te ayudará a ahorrar dinero en la próxima siembra.

Abonar

El abono de las plantas es muy importante para fortalecerlas. Pero este proceso también estimula su crecimiento. ¿Sabías que las plantas entran en reposo durante el invierno? Por eso, no es recomendable colocar el abono sobre el final del otoño. El momento ideal es durante el primer mes de la estación.

También es fundamental poner atención al tipo de abono elegido. El nitrógeno es un estimulante muy potente, por lo que se desaconseja su uso. En cambio, es preferible el uso de abonos orgánicos como pueden ser el compost, el humus de las lombrices o el estiércol.

Otra opción es la de crear un acolchado que nutra y proteja a las raíces de las heladas. El uso de papel de periódico es un buen agregado al acolchado. Este material es permeable pero impide el crecimiento de malezas y reduce la exposición de la planta a las inclemencias climáticas.

Recuerda que el césped también debe abonarse para aumentar su resistencia a los fríos extremos y así prevenir las quemaduras de la hierba. Puedes usar fósforo, potasio y un poco de nitrógeno para abonarlo.

Podar

Las podas en otoño pueden mejorar el aspecto de un jardín exuberante y florecido tras el generoso verano. Sin embargo, es aconsejable realizar solamente recortes superficiales e indispensables durante el otoño, ya que la poda estimula el crecimiento de la planta y los brotes pueden quemarse con el frío del invierno. Recuerda que el mejor momento para podar es a finales del invierno, cuando las temperaturas extremas ya hayan pasado.

De todos modos, las ramas de las primeras podas son muy útiles. Úsalas para crear el acolchado sobre el pie de los arbustos y los árboles. Si tienes dudas, consulta nuestro post sobre qué plantar y podar en otoño.

Recoger hojas

Las hojas secas deben recogerse periódicamente, puesto que la acumulación de materia orgánica puede producir obstrucciones en la red de abastecimiento de agua y posteriores inundaciones.

¿Qué hacer con las hojas secas? Agrégalas a tu compost para ayudar a crear el abono que podrás usar al terminar el invierno. También puedes mezclar las hojas con las ramas de la poda y utilizar el material para los acolchados. Estos evitan que el suelo se seque, lo protegen y nutren a las plantas durante el periodo de invernación.

Escarificar el césped

La primera escarificación del año se debe realizar durante la primavera. Sin embargo, es probable que sea necesario llevar adelante una segunda escarificación en otoño. Este procedimiento consiste en realizar cortes de unos tres centímetros sobre el césped para eliminar la hierba seca y la suciedad. En jardines pequeños, puede usarse un rastrillo. En superficies extensas, se aconseja comprar una máquina escarificadora para acelerar y simplificar el proceso.

Ten en cuenta las siguientes indicaciones:

  1. Procura humedecer el suelo y cortar el césped antes de efectuar la escarificación.
  2. Haz una primera pasada con un rastrillo o una máquina escarificadora en un sentido.
  3. Luego repite el procedimiento en sentido perpendicular.
  4. Quita los restos de raíces, pasto, hojas y ramitas tras escarificar el césped.
  5. Pasa nuevamente el cortacésped para emprolijar la hierba y despejar el jardín.

Recuerda que el aspecto del jardín mejorará con el pasar de los días. Es probable que algunas raíces se dañen pero no tardarán en regenerarse. ¡Ten paciencia! Aprende más sobre cómo escarificar el césped aquí.

Combatir plagas o enfermedades

En esta época del año, podrás tratar a las especies de árboles y arbustos que estén infectados con enfermedades causadas por hongos. Las infecciones generadas por hongos se pueden curar con tratamientos específicos que dan mejores resultados durante el reposo vegetativo de la planta enferma.

También es un buen momento para aplicar tratamientos preventivos contra ciertas infecciones sobre algunas plantas. Por ejemplo, podrás proteger a los rosales frente al mildiú, una enfermedad muy común y frecuente que se presenta como un moho blancuzco.

Además aprovecha el otoño para quitar la sobrepoblación de malezas crecidas durante el verano. De este modo, estarás evitando la acumulación y reproducción de hierbas malas que dañen a tus plantas.

Reprogramar el riego

El calor y el sol abrasador del verano suelen resecar las plantas y el suelo. El otoño es el mejor momento para combatir la aridez y humedecer desde la superficie hasta las capas inferiores.

Durante el mes de septiembre, riega a diario. Comienza a reducir esa frecuencia a medida que avanza la estación y aumentan las lluvias. Además de las precipitaciones, el sol disminuye su intensidad por lo que el terreno retiene el agua por mayor tiempo. Aprovecha las condiciones climáticas de la temporada para ahorrar agua y energía.

¿Qué plantar en otoño en el jardín? ¡Embellece tu jardín!

No todas las plantas de jardín en otoño se arraigan, crecen con fuerza y sobreviven a las condiciones de esta estación. Por eso, es crucial saber qué plantas de jardín se plantan en otoño y cuáles es mejor dejar para la primavera.

Existen especies de bulbos que crecen en ambientes especialmente fríos, si bien es necesario sembrarlos a una mayor profundidad. Antes de las primeras heladas, podrás plantar rosas, tulipanes, pensamientos, jacintos, crisantemos de otoño, anémonas, narcisos y crocus. ¡Dale algo de vida a tu jardín!

5 consejos jardinería para principiantes

A continuación te aconsejamos sobre las 5 tareas de jardinería más importantes para preparar tu jardín en otoño:

1. Plantar los bulbos que florecen en primavera

Tienes que plantar los tulipanes, jacintos, ranúnculos etc. A cambio los bulbos estivales  como las begonias o dalias, es necesario sacarlos de la tierra y guardarlos en una caja en un sitio protegido de las heladas.

Comprar macetas y semillas online

2. La poda en otoño

Es importante cortar las ramas secas y enfermas de los árboles, arbustos y setos. Sin embargo hay que recordar que la poda principal solo se hace en invierno. Si quieres saber como hacer una buena poda te recomendamos nuestro artículo Como podar un seto sin re-inventar la arquitectura.

3. Proteger las flores y plantas más delicadas

Las tormentas inesperadas  pueden dañar flores y arbustos. Recomendamos proteger las plantas delicadas con una malla fina antigranizo o bien con un plástico fino transparente.  También puedes cubrir las flores más delicadas con una sombrilla o un armazón de palos y un plástico.

4. Recoger las hojas caídas

Es importante recoger con frecuencia las hojas caídas así como las flores marchitas. ¡Puedes utilizarlas para hacer un compost natural! Ojo no zarandees los árboles para provocar la caída de las hojas: puedes provocar heridas y es una puerta de entrada para bacterias y hongos.

5. Terminamos con el riego

Dependiendo de las lluvias, el riego se va espaciando. Hasta se puede suprimir por completo. No se debería regar el césped más de dos veces a la semana, los arbustos solo una vez cada 10 días.

¿Nuestra recomendación? Utilizar un sistema automatizado regulado con un programador. Puedes encontrar una amplia selección de programadores en nuestra sección de programadores y de temporizadores.

Puedes encontrar todos nuestros artículos relacionados con la jardinería de otoño en el catálogo completo de MasFerretería. Entra ahora en nuestra tienda y hazte con todo lo necesario para tener tu jardín siempre perfecto en cualquier época del año.

Descubre nuestro catálogo de productos de jardinería para el otoño

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *