Cerraduras de Seguridad Al Mejor Precio 

Una cerradura es un mecanismo hecho de metal que se inserta en puertas, ventanas, cofres u otros objetos a los que no se desea que se tenga acceso sin la llave correspondiente, sirviendo así para cuidar lo que hay dentro de ellos.

Leer más...

Más sobre Cerraduras

La cerradura es un invento conocido desde la civilización egipcia que pasó por muchas otras como la china, la griega o la romana (de ahí deriva su nombre, del latín serrare > cerrar). Con el paso del tiempo se fueron creando mejoras, las llaves y cerrojos fueron cambiando, mejorando sus diseños y volviéndose más seguras.

Hoy por hoy, las cerraduras, junto con su inseparable llave, forman el conjunto más usado para lograr la protección de sus enseres. En la época medieval, las cerraduras, además de ser un elemento protector, eran verdaderas obras de arte: se diseñaban con todo detalle y con relieves para mayor belleza. Con el paso de los siglos, dejaron de ser un elemento meramente decorativo para apostar por la seguridad y la privacidad de las personas.

Actualmente, más de las tres cuartas partes de las cerraduras son de cilindros mecánicos (aquellas que se abren con una llave dentada o de puntos). En los últimos años les ha surgido una importante competidora: la cerradura de doble paleta que, con sus dientes diametralmente opuestos, disminuyen la posibilidad de violación de la cerradura y de robo.

La tecnología también se ha aplicado para lograr una mejora en la seguridad. Así, se ha llegado a las cerraduras con cilindros eléctricos, actualmente de las más seguras del mercado, especialmente utilizadas en cámaras acorazadas. Además, es posible encontrar cerraduras electrónicas, antibumping, invisibles y de alta seguridad, en función de las necesidades de protección que tengamos.

Ya sea para un cajón, para una puerta o para una ventana, en Más Ferretería disponemos de todos los tipos de cerradura, así como una gran variedad de herramientas para que puedas llevar a cabo desde la intervenciones más simples, como sustituir un cerrojo o un bombín, hasta reparaciones más especializadas, encaminadas a hacer que tú y los tuyos os sintáis seguros.