Rejillas de Ventilación 

Una rejilla adecuada mejorará la ventilación de nuestra casa y evitará la aparición de malos olores, además de proteger el aire que respiramos y mejorar nuestra salud. Por ello, es vital que la rejilla de ventilación se encuentre en buen estado como el resto de elementos que renuevan el aire del habitáculo.

Leer más...

Filtros

Más sobre Rejillas de Ventilación

Existen rejillas de muchos tipos. Estos se organizan en torno a nociones como el material (metálicas, de madera o de PVC con diferentes acabados: plateado, dorado, falsa madera...); según la posibilidad de modificar sus lamas para mayor o menor penetración del aire (fijas o regulables); de empotrar o de superficie; con mosquitera o con sistemas de revoco de aire, que impiden que el aire exterior se cuele en el interior siendo muy útiles para lugares donde hay corrientes de aire o fuertes vientos. Al ser un elemento en constante contacto con el aire, suelen venir tratadas contra el óxido que pueden causar la lluvia y la humedad, por lo que la mayoría de ellas sirven tanto para interiores como para exteriores.

Por seguridad y por salud, la parte de la casa que debe tener una ventilación más eficaz y cuidada es la cocina. Además, deben de contar con una campana extractora que ayude a evacuar los humos de los fogones y los olores a comida. Si la cocina funciona mediante gas natural, será necesaria una rejilla a pocos centímetros del suelo, para que en caso de escape, el gas se marche por ahí. Por el contrario, si es de butano o propano, deberá existir, además, otra ubicada a 40 centímetros del techo. Todas las rejillas deben mantenerse despejadas para asegurar su correcto funcionamiento.

Además de las de ventilación, existen rejillas cuya labor es la salida de aire frío o caliente de los conductos de los diferentes aparatos de climatización, como aires acondicionados o chimeneas.