Estufas 

Las estufas son un sistema óptimo de calefacción que han sido las reinas para la misión de calentar la casa durante décadas... 

Leer más...

Más sobre Estufas

Y ahora, aunque se han impuesto otros sistemas más modernos, las estufas siguen estando muy presentes y se muestran como una alternativa fiable y económica para conseguir dar algo más de calor a nuestro hogar en los meses de invierno. Sin embargo, elegir una estufa no es tarea fácil y menos ahora que en el mercado hay tantos modelos diferentes, que varían según el tamaño, el combustible, etcétera. Por eso, es conveniente tener algunas ideas previas a comprar una estufa para poder acertar de lleno en nuestra elección.

Para hacer de su estufa o chimenea una experiencia satisfactoria, es básico que sea del tamaño y potencia que precisa, ni más ni menos. Si vivimos es una casa muy grande, necesitaremos una estufa más grande y potente, puesto que si la estufa es demasiado pequeña, posiblemente esté sometida a una exigencia excesiva, lo que acabará haciendo que dure menos tiempo de lo normal.

De la misma manera, para que nuestra estufa funcione adecuadamente necesita suministro de aire. Por ejemplo, las chimeneas absorben aire del hogar, pero si nuestra casa está especialmente bien aislada, o si dispone de sistemas mecánicos de ventilación o campanas extractoras que compiten con el tiro natural de la chimenea, se pueden experimentar problemas de funcionamiento. La solución más recomendable es conectar un suministro de aire del exterior.

De la misma manera, es necesario decir que cada hogar y cada estufa son diferentes. Algunos están diseñados para poder colocarse cerca de paredes o materiales combustibles (incluso paredes de madera), y otros necesitan revestimientos ignífugos para poder ubicarse cerca de la pared. Por eso es necesario tener en cuenta las características de distancia a materiales combustibles especificada por el fabricante.