Escaleras 

Muchas veces necesitamos unos centímetros o metros de altura extra para poder llevar a cabo algún trabajo o alcanzar algún objeto.

Leer más...

Productos más vendidos

Más sobre Escaleras

 En esos momentos es importante que tanto este práctico accesorio como la manera de trabajar sobre él resulten seguros, de tal manera que prevengamos posibles caídas que podrían hacernos mucho daño. Para este tipo de situaciones la escalera es el objeto estrella, ya que gracias a sus peldaños podremos subir a la altura que nos resulte la adecuada sin miedo a caer.

No obstante, no todas las escaleras son iguales. Estas varían según su forma y el material en el que están construidas. Podemos hablar de unas escaleras que son: fijas, extensibles, de tijera (o en forma de A), de apoyar y de pintor.

Las pequeñas se pliegan en dos formas y sirven como mueble o banqueta. Se pueden colocar en el dormitorio y utilizarlas como complemento del tocador. Además, son útiles para alcanzar los estantes altos de los roperos o algunos armarios de la cocina.

En cambio, las escaleras que cuentan con mayores dimensiones suelen ser usadas por los profesionales. Las de este tipo son más incómodas, ya que los escalones están dispuestos en forma vertical, pero resultan resistentes por sus encastres. En cambio, para la mayoría de las tareas domésticas bastará con adquirir alguna plegable o extensible que resultan prácticas en el momento de guardarlas.

Otro de los aspectos que diferencian unas escaleras de otras es el material del que estas hayan sido fabricadas. Se fabrican en madera, aluminio y con perfiles de hierro o plástico. Aun en las escaleras de igual medida, las de aluminio son un 20% más livianas que las de madera. Sin embargo, su costo asciende considerablemente. De igual manera, a toda escalera se le adjuntan las indicaciones de los pesos máximos que pueden soportar.