Extractores y Sistemas de Ventilación 

Disponer de un extractor en una o varias estancias de nuestra casa es una práctica mucho menos habitual de lo que debería ser. 

Leer más...

Más sobre Extractores

Es algo muy útil ya que ayuda a mantener un ambiente más limpio e higiénico libre de humos y malos olores. Un extractor de aire es un aparato destinado a aspirar y renovar el aire de una estancia. De esta manera está compuesto por un ventilador conectado a un motor que le transfiere el movimiento. Frente a lo que se piensa, el extractor no tiene una sola función, sino dos principalmente: por un lado, y al igual que los aparatos deshumidificadores, su misión es la de eliminar el exceso de humedad que puede provocar el deterioro de la pintura y la aparición de moho. La segunda, que es la conocida es la de combatir los malos olores, por lo que su presencia se hace especialmente necesaria en el cuarto de baño y en la cocina.

 

De la misma manera, como con otros aparatos, existen diferentes tipos de extractores según su funcionamiento y finalidad. Podemos distinguir principalmente los dos tipos de extractores más importantes y empleados: aquellos que tienen un ventilador axial y los que lo tienen centrífugo. En el caso de los primeros, el flujo de aire pasa por el ventilador paralelo a su eje; mientras que en los segundos el flujo de aire a la entrada sigue la dirección del eje pero la salida es perpendicular al mismo.

 

A la hora de elegir un extractor para nuestro hogar es conveniente tener en cuenta algunas características para elegir aquel que mejor se vaya a adaptar a nuestras necesidades. Para ello debemos prestar atención a aspectos como el nivel de ruido que emitan, el volumen de aire aspirado o el consumo energético.