Abrasivos y Herramientas para Lijar

>

Los abrasivos son elementos capaces de actuar sobre diversos materiales para amolar, cortar, lijar, pulir nivelar, satinar y mucho más. Los múltiples usos de los abrasivos han permitido que el hombre cree y mejore multitud de procesos.  

En las ferreterías se consiguen un gran número de herramientas catalogadas bajo el nombre de abrasivos. Esto demuestra la importancia que tiene este tipo de elementos en el mundo de la construcción.

La clasificación de los abrasivos es muy amplia. Se pueden catalogar según sus materiales y sus usos. En este artículo te hablaremos en detalle sobre cada tipo de abrasivos y la forma en la que los empleamos para facilitar nuestro día a día.

Leer más...

Productos más vendidos

Abrasivos para profesionales y particulares

Abrasivos según sus materiales y usos

La primera gran clasificación de los
abrasivos se refiere al material de su estructura. Pueden encontrarse abrasivos textiles no tejidos y abrasivos en discos. Comencemos hablando de los primeros.

Los abrasivos textiles son elementos recubiertos por fibras de un grano grueso. Su utilizan para la remoción de viruta y el abrillantado de las superficies. El diseño acolchado de este tipo de material es muy flexible y duradero. Además, se adapta a todo tipo de superficie con facilidad.

Los productos abrasivos textiles no tejidos que se pueden encontrar en el mercado son:

  • Rollos: Se emplean para lijar superficies. Tienen diversos anchos y se pueden cortar de acuerdo a la necesidad que se presente.

  • Discos: Es normal verlas en amoladoras. Se utilizan eliminar restos de óxido, limpiar y mejorar los acabados.

  • Bandas: Son parte de las lijadoras portátiles, de banco y de pedestal. Poseen funciones de limpieza, pulido y abrillantado de superficies de metal y de madera.

  • Ruedas: El brillo es su finalidad. Suelen emplearse en la industria de la joyería, de fabricación de accesorios y del petróleo. Se encargan de eliminar restos adheridos durante la fundición, de suavizar superficies, de pulir durezas y, por supuesto, de abrillantar. Trabajan muy bien sobre acero y superficies metálicas.

Los discos abrasivos son la siguiente gran categoría. Este tipo de piezas se acoplan a herramientas que permiten cortar, desbastar y pulir un gran número de superficies. Se pueden subclasificar en dos tipos.

  • Discos abrasivos convencionales: Están formados por granos abrasivos de óxido de aluminio o carburo de silicio. Son capaces de modificar materiales duros, semi-duros y blandos.

  • Discos superabrasivos: Están formados por diamante policristalino y nitruro de boro. Son sumamente resistentes, por eso se emplean para cortar materiales de gran dureza y para desbaste de alta velocidad.

La abrasividad de los discos depende del tamaño de los granos que lo conformen. Si los granos son gruesos, el disco será capaz de trabajar sobre materiales fibrosos y blandos con un acabado rústico. En cambio, si los granos son finos, el disco logrará acabados lisos sobre materiales duros y quebradizos.

La estructura de los discos abrasivos se puede nombrar como densa, media y abierta. Esto se refiere a la distancia que hay entre un grano y otro en el disco. Para determinar esta distancia se toma en cuenta la funcionalidad que vaya a cumplir el disco.

Como has podido observar, los materiales abrasivos son sumamente utilizados en casi todos los aspectos de nuestra vida. Se necesitan abrasivos para construir viviendas y muebles, para remodelar espacios, para pulir autos y casa, entre otras cosas. Sin dudas, es un elemento que ha mejorado nuestra calidad de vida.   

En MasFerreteria conocemos la importancia de estos materiales, por eso, los tenemos disponibles en nuestra tienda. Solo debes decirnos qué necesitas y nosotros nos encargaremos de todo.

Estamos comprometidos contigo, te ofreceremos precios muy competitivos y elementos de primera calidad. Busca ya el abrasivo que necesitas y pídelo ahora.