Cuerdas de Nylon, Poliéster y Polietileno

>

Las cuerdas sirven, entre muchas otras utilidades, para colgar, atar, elevar, sujetar, tender, señalizar, trazar, etcétera. Incluso, pueden ser usadas como materiales decorativos en las actividades de manualidades y también son útiles las actividades deportivas y de tiempo libre.

Entre los materiales con los que pueden estar fabricadas, destacan el nylon, el poliéster, la poliamida o el polipropileno. Estos son los materiales de cuerdas más comunes, pues son los que muestran una mayor resistencia ante la humedad y la abrasión.

Leer más...

Cuerdas para profesionales y particulares

A la hora de elegir una cuerda, es necesario tener en cuenta su estructura, su diámetro y el material del que está hecha; en base a estos datos, podremos elegir la que mejor se ajuste a la tarea que vamos a realizar.

Dentro de las cuerdas, podemos establecer una división en dos tipos según las estructuras. La trenzada es la más manejable y cómoda, mientras que la estructura cableada puede soportar mayor cantidad de peso, siempre teniendo en cuenta que, para poder hacer frente a mayores pesos, siempre se necesita un mayor grosor.

El diámetro y la estructura determinan la carga que pueden soportar, la resistencia a la abrasión o a la intemperie y la manejabilidad. El material con el que estén fabricadas también influye en sus características y prestaciones. De la misma manera, se debe tener en mente que cada tipo de cuerda tiene asociado un accesorio específico.

Otro de los factores de más importancia es saber si las cuerdas van a estar en interior o en exterior, pues de eso dependerá que se elija uno u otro tipo o material. El poliéster es el material que mejor resiste los efectos de la humedad y del sol, por lo que es ideal para usarlo en el exterior. Por su parte, la poliamida permite la utilización tanto en interiores como en exteriores, debido a la alta resistencia que ofrece ante todos los efectos climatológicos y a su óptima manejabilidad.