Materiales de Construcción 

Los materiales de construcción se emplean en grandes cantidades, por ello provienen de materias primas abundantes y de bajo coste. Por ello, la mayoría de los materiales de construcción se elaboran a partir de materiales de gran disponibilidad como son la piedra, la arena o la arcilla. Los materiales de construcción tienen como característica en común el ser duraderos. Dependiendo de su uso, además deberán satisfacer otros requisitos especializados, como pueden ser las resistencia mecánica, la exposición a la lluvia o al fuego, la dureza o la facilidad de limpieza. Por lo general, ningún material de construcción cumple simultáneamente todas las necesidades requeridas: la disciplina de la construcción es la encargada de combinar los materiales para satisfacer adecuadamente dichas necesidades.

Leer más...

Más sobre Materiales

Algunos de los materiales de uso más común son los siguientes:

  • Rocas: Estos materiales se utilizan desde los orígenes de la construcción. Cuando las piedras se extraen de la cantera, reciben el tratamiento que necesitan para poder utilizarlas en la construcción. Las tres funciones principales de las rocas son decorativas, de resistencia e incluso como materia prima para la creación de nuevos materiales.

  • Cal viva: Existen diferentes tipos de ella según la cantidad de óxido que posea. Distinguimos Cal apagada (mezclada con agua), cal magra (cal impura), la cal grasa y la hidratada.

  • Cemento: Ya lo utilizaban los por los romanos hace muchos siglos. Se compone de arcilla y piedras de tipo caliza. Puede ser trabajado es estado seco o húmedo.

  • Mármol: Es uno de los tipos de piedra que necesita de un tratamiento más largo y costoso. Algunos mármoles no son fáciles de hallar y resultan poco económicos.

  • Yeso: Se usa para esconder imperfecciones por ejemplo, o  también como relleno, dependiendo de su variedad.