Linternas 

Una linterna es un aparato capaz de producir luz para iluminar rincones oscuros o de difícil visión. La producción de luz puede producirse gracias a la electricidad de las pilas, al movimiento de una dinamo, a la acción de una batería, etcétera, todo depende del tipo de linterna que tengamos.

Leer más...

Más sobre Linternas

Hay muchos tipos de linternas, por ejemplo, según el filtro que les apliquemos, de la luz que queramos tener, del tamaño que nos resulte más cómodo a la hora de realizar nuestra tarea, etcétera. Del mismo modo, podemos decidir también la fuente de energía de nuestra linterna. Si pensamos en darle un uso de manera continuado, lo más recomendable será acudir a linterna recargable, mientras que si vamos a hacer un uso esporádico de ella, será la linterna a pilas la que nos dé un mejor servicio y nos salga más rentable.

Como hemos dicho, existen muchas variantes de estos aparatos que nos iluminan cuando más lo necesitamos. Aquí siguen algunos de los más usados para las tareas de bricolaje y carpintería:

  • Linternas frontales: Por lo general, suelen llevarse colocadas en la cabeza, pero también hay linternas frontales preparadas para adaptar al manillar de la bici, al casco o al cinturón. Gracias a su logar de colocación, estas linternas permiten una libertad total de movimiento, ya que dejan las manos libres. A pesar de su pequeño tamaño, son linternas robustas, ergonómicas, muy potentes y de fácil manejo.

  • Linternas bolígrafo: Cómodas, discretas y extremadamente útiles. En la parte superior de un bolígrafo normal queda alojada una bombillita.

  • Linternas led recargables: Este tipo resulta algo más costoso, pero supone una inversión a largo plazo. Las linternas recargables pueden tener baterías NiMh, que son las más habituales y se pueden conseguir en cualquier supermercado, o con baterías recargables de litio. Siempre debemos procurar esta última, ya que son las que proporcionan máxima fuerza de luz.

  • Linternas flexibles.

  • Linternas de petaca.