Pegamentos de Uso Industrial y Doméstico 

Los pegamentos tienen muchos usos muy diferentes, como unir y fijar, reparar, sellar o aislar, etcétera. Estos se pueden aplicar sobre todo tipo de superficies, pero, a pesar de que algunos son universales y valen para cualquier material, otros están especializados en determinados materiales en los que conseguir un agarre más duradero.


Leer más...

Más sobre Pegamento

A la hora de elegir un pegamento tenemos que tener en cuenta varios aspectos: el primero es la tarea que vamos a desempeñar (fijar, reparar, aislar...). El material que deseemos pegar también es un factor a tener en cuenta, ya que algunos tipos necesitan un pegamento especial para lograr el propósito de adhesión; no es lo mismo un pegamento para porcelana, que para madera o para plástico. Finalmente, hay que mirar también la rapidez de secado y otras propiedades como capacidad de relleno, la flexibilidad, la resistencia a la humedad, a altas temperaturas, etcétera. Para elegir el adhesivo que mejor se adapte a tus necesidades es importante que tengas estos elementos en cuenta. Asimismo, es de vital importancia que al usar un pegamento se sigan siempre las instrucciones del fabricante respecto a la cantidad a aplicar, la temperatura de uso y, sobre todo, el tiempo de secado.


Si necesitamos reparar o unir disponemos de dos tipos diferentes de pegamentos para ello:

  • Pegamentos para superficies rígidas: Como el pegamento líquido o en gel (cianocrilatos) y las cintas de reparación. Se caracterizan por posibilitar una unión instantánea. Estos pegamentos son fluidos, transparentes y fuertes, a pesar de secarse inmediatamente. Es el que se suele usar en la mayoría de los hogares para las uniones y reparaciones cotidianas para superficies rígidas.

  • Pegamentos para superficies flexibles: Aquí se engloban el pegamento universal y la cola de contacto. Estos presentan una velocidad de secado menor a la de los anteriores. El pegamento universal se usa para la reparación de objetos con superficie flexible de una manera rápida y eficiente. Por su parte, la cola de contacto sirve para madera, plásticos y todo tipo de pieles.