Grifería 

Los grifos son un elemento fundamental en todas las estancias de nuestra casa: desde la cocina, la terraza o el cuarto de baño. En la cocina suele encontrarse un único grifo, ubicado en el fregadero; en la terraza suele haber uno de la misma manera, esta vez para enchufar la manguera, coger agua, para el ocio de los niños, etcétera. Sin embargo, en un cuarto de baño podemos encontrarnos con la situación de que existan varios tipos de grifos, cada uno con una función fija y sus propias características: el del lavabo, el del bidé, el de la bañera o la ducha…


Leer más...

Más sobre Grifería

Además de ser un elemento de vital importancia en nuestro hogar, el grifo se ha convertido en los últimos años en el blanco de las tendencias del mundo de la decoración. Todo esto ha llevado a que se trabaje mucho sobre él y se vuelva totalmente personalizable: además de ser un elemento plenamente útil, ahora tiene un componente decorativo. El estilo del acabado, las propiedades y el consumo de agua te ayudan a que el grifo se ajuste a tus necesidades. Por ello, a la hora de elegir un grifo, lo primero que debe llamar nuestra atención es el estilo y la estética de este, de tal manera que combine con el estilo del resto del baño, del mueble, etcétera. Podremos encontrar grifos con diferentes acabados: mate, cromado brillante, de color.


Dejando a un lado el estilo, debemos prestar también atención a la utilidad del grifo y a su manejo. De esta manera, comprobaremos que la apertura sea cómoda para nosotros. Existen varios tipos: con mango en posición superior e inferior, los grifos más clásicos que van a rosca e, incluso, el último grito: los grifos electrónicos que no tienen mecanismo ninguno, basta con poner las manos debajo de ellos y el agua empezará a caer sola.