Braseros de Gas 

Encontrar el sistema más adecuado para mantener caliente nuestro hogar no es una tarea nada fácil. Son muchas las posibilidades entre las que elegir y debemos saber algo de cada una de ellas para tomar la mejor decisión. Por su parte, la calefacción a gas logra calentar las estancias de la casa de una manera bastante rápida y, más importante, durante más rato que otras y con un menor consumo. Para elegir el aparato de calefacción a gas más adecuado para tu hogar tendrás que tener en cuenta diversos factores como el combustible que utilizas en casa, principalmente butano o gas natural, la amplitud de la estancia que quieres calentar, etcétera.

Leer más...

Precio
Filtros

Más sobre Gas

El sistema de calefacción mediante la utilización del gas es una de las fuentes de energías más empleadas en los hogares españoles. Esto se debe a que se trata de una energía limpia, eficaz y, muy importante en los tiempos que corren, que no contamina. Tanto para la calefacción, cocina y la producción de agua caliente se puede elegir entre 3 tipos de combustible: gas natural, gasóleo C o gas propano.

El primero de estos, resulta perfecto porque no hay que preocuparnos por su almacenamiento ni distribución, sin embargo, su suministro no suele llegar lejos de las ciudades. El segundo, el gasóleo C, resulta algo más peligroso, ya que se debe almacenar en tanques dentro de casa; también es más contaminante y sucio, aunque es una buena elección para calentar hogares grandes.

El gas propano es perfecto para casas grandes o viviendas en pequeñas poblaciones, ya que tiene una potencia calorífica superior al gas natural y similar al gasóleo; se puede almacenar en el exterior de la casa, en recipientes pequeños o en depósitos, lo que lo hace menos seguro que el gas natural.

Cualquiera de estos tres combustibles requiere el uso de radiadores, que permiten un calor homogéneo en toda la casa.