Radiadores de Aceite 

Los radiadores de aceites son un buen método para aportar calor a nuestro hogar. Además, es uno de los sistemas de calefacción portátil que más se ha utilizado en los hogares durante las últimas décadas, quizás por su ventaja principal, que es que no necesita obras. Además, los radiadores de aceite emiten un calor suave, homogéneo y silencioso, lo que hace que sean una mejor alternativa que otros sistemas de calefacción que pueden llegar demasiado agobiantes por su intensidad (muchas veces no regulable, como en las estufas de leña) o demasiado sonoro. Gracias a su termostato detienen el consumo eléctrico al llegar a la temperatura deseada.


Leer más...

Precio
Filtros

Más sobre Radiadores aceite

De este modo, son un complemento ideal para todas aquellas estancias que necesitamos calentar y que no tienen una extensión demasiado amplia. Existen radiadores de aceite de diferentes potencias que pueden ir de los 5 metros cuadrados a los 25 metros cuadrados. De esta manera, a pesar de que los radiadores no son uno de los sistemas que aportan un calor instantáneo, sino que tarda un poco en calentar el espacio, siguen emitiendo calor durante un tiempo una vez apagado o al alcanzar la temperatura deseada (inercia térmica). No obstante, últimamente, algunos de los modelos más modernos han incorporado la función turbo para calentar rápidamente el espacio


Las ventajas de los radiadores de aceite son muchas y muy diferentes. Algunas de las más importantes son las que siguen: La primera es que no necesitan obras, instalación, salida de humos ni mantenimiento; es suficiente con conectarlos a un enchufe de la red eléctrica. Otra, como ya hemos señalado, es que son muy silenciosos y, además, muchos ya traen incorporado un termostato para ajustar la temperatura y detener el consumo al llegar a la temperatura deseada. En cuanto a la instalación y el transporte, es sumamente sencillo, como hemos dicho, basta con enchufarlo para que caliente la estancia y, una vez calentada, podemos desenchufarlo y llevarlo cómodamente a otra gracias a que incluyen ruedas para desplazarlos de una estancia a otra.