Convectores Para Calefacción Eléctrica 

Los convectores son una de las mejores soluciones y más sencillas para adaptar la temperatura de las habitaciones de pequeñas dimensiones del hogar, como pueden ser la cocina, el baño o una pequeña habitación para dormir o un despacho. Una de las mayores ventajas que presentan los convectores con respecto al resto de posibilidades de aclimatación del hogar es que estos no requieren ningún tipo de instalación. Simplemente es necesario enchufarlos a una toma de la red red eléctrica para que empiecen a dar calor la habitación y, además, de una manera bastante rápida.

Leer más...

Más sobre Convectores

Al funcionar con electricidad en lugar de con combustible tampoco requieren de ningún tipo de mantenimiento ni emanan gases que exigen salida de humos. Expulsan aire caliente de forma rápida aunque este perdura poco tiempo, es por ello que se recomienda su uso como sistema complementario de calefacción.


De esta manera, podemos situar a los convectores en el top de los principales métodos de calefacción portátiles para el hogar, y en uno de los puestos más altos, ya que son fáciles de instalar, cómodos y seguros. Otras ventajas son que no necesitan salida de humos, mantenimiento ni acopio de combustible, no emiten gases y son fáciles de transportar. Sin embargo, la principal desventaja la encontraremos en su gasto energético, ya que consumen un vatio de energía eléctrica por cada vatio de calefacción que producen.


Si vamos a utilizar un convector para subir la temperatura de nuestro cuarto de baño, sobre todo si es con vistas a la hora de la ducha o del baño, debemos extremar las precauciones para evitar cualquier accidente. Para garantizar tu seguridad y la de tu familia, es recomendable que que dejes, al menos, un metro entre el aparato y la zona que rodea la bañera o la ducha. De la misma manera, recuerda que nunca deben manipularse aparatos eléctricos con las manos mojadas o con los pies calzados, especialmente a la hora de enchufar y desenchufar el aparato.