Sistemas de Telefonía Para Viviendas 

Cuando hablamos de telefonía, en realidad nos estamos refiriendo a la comunicación inalámbrica que es posible gracias al uso de las ondas electromagnéticas. Los emisores y recepteros de estas ondas son los teléfonos móviles o celulares. Los móviles, desde su aparición, han pasado por un proceso muy rápido de evolución que ha hecho que en pocas décadas sean capaces de hacer casi todo, muy lejos del papel que se les dio en sus orígenes: realizar llamadas con el beneficio que suponía que funcionasen a batería y pudiese llevarse encima.


Leer más...

Más sobre Telefonia

Las comunicaciones de telefonía pueden realizarse gracias a la interconexión entre centrales móviles y públicas. Según las frecuencias en las que opera el móvil, podrá funcionar en una parte del mundo, pero en otras no y al revés. La telefonía móvil consiste en la combinación de una red de estaciones transmisoras o receptoras de radio junto a una serie de centrales telefónicas de conmutación. De este modo, esto hace posible que haya comunicación entre terminales telefónicos portátiles (los móviles).


Con el desarrollo de los teléfonos móviles y la aparición de los llamados “smart phones” fue posible acceder a páginas de Internet, cuyos desarrolladores empezaron a diseñar especialmente para móviles. Así nació la tecnología WAP. Las primeras conexiones por medio de una llamada telefónica a un número del operador a través de la cual se transmitían los datos, de manera similar a como lo haría un módem de Internet para ordenador de sobremesa. Tras la tecnología WAP que permitía ver páginas web desde nuestros móviles, como por ejemplo, el correo electrónico, llego el GPRS, algo más rápido. La auténtica revolución la trajeron el 3G y el actual 4G, aunque ya se esté trabajando en una tecnología de navegación de 5G. Estas nuevas formas de navegar mejoraron enormemente la velocidad de descarga de contenidos, la visión de las páginas y la aparición de esos simpáticos iconos que llenan nuestras pantallas de inicio: las apps.