Cinta de Señalización 

La cinta tiene muchos usos; sirve tanto para fijar algo a una base, como para reparar, sellar o aislar y, además, puede aplicarse en todo tipo de superficies. Existen cintas adhesivas universales que valen para cualquier superficie y material, pero también existen otras especializadas para diferentes tareas que logran mejores resultados. Por ello, para elegir la cinta correcta, es necesario saber qué fines buscamos.

Leer más...

Filtros

Más sobre Cinta

Tenemos que atender principalmente a dos criterios. En primer lugar, debemos estudiar las características del material al que se va a poner la cinta, pues no se necesitará la misma para materiales rígidos que para flexivos. También es importante pensar en dónde estará dicho material, si en interiores o exteriores. En segundo lugar, debemos evaluar la cantidad de peso que va a soportar la unión, así como los factores a los que se expone dicha unión: viento, humedad, altas temperaturas, etcétera...


Existen básicamente tres tareas para las que la cinta supondrá una ayuda útil y muy barata:

  1. Para reparar: Las cintas de reparación tienen un campo de aplicación enorme, por lo que podríamos decir que son multiusos. Su facilidadde manejo las convierte en una herramienta básica para cualquier tipo de trabajo. Tampoco requieren características muy precisas de las superficies: basta con que sea rígida. Si van a usarse para exteriores, es más recomendable comprar las que son impermeables.

 

  1. Para unir y embalar: en este caso, la reina es la cinta americana. Las cintas americanas poseen distintos acabados en función de las superficies a las que deban adaptarse, así como diferentes grados de resistencia para el peso que deban soportar. Además de para embalar, sirven para unir si se usan como unas bridas o unas tiras de adhesivo. Aquí también se incluye el velcro.

 

  1. Para otras tareas como la señalización (consultar la sección de material de señalización), el aislamiento de puertas y ventanas o para sellar elementos de fontanería como el lavabo o la bañera.