Climatizadores 

Los climatizadores son aparatos de climatización cuya misión es la de refrigerar una estancia utilizando agua para enfriar el aire. Los climatizadores son aparatos portátiles, de fácil trasporte y de fácil manejo también. Existen modelos recomendados para colocar en el interior y otros para poder utilizarlos también en el exterior, de ahí que podamos diferencias, fundamentalmente, dos tipos: climatizadores de interior y climatizadores de exteriores.

Leer más...

Fabricante
Precio
Filtros

Más sobre Climatizador

Los climatizadores son aconsejables para las hogares que se encuentran en lugares que ofrecen un clima seco y caliente. Por otra parte, no están recomendados para aquellos lugares donde haya mucha humedad; es más, se recomienda ventilar la estancia con frecuencia para evitar condensaciones de humedad y para que el climatizador pueda enfriar el aire nuevo repetidamente. De la misma manera, dicha ventilación continua de la estancia permite expulsar el aire caliente y viciado y evita la entrada de polvo procedente del exterior.

Los climatizadores son aparatos realmente eficientes, a pesar de que hayan perdido fama en favor de otros aparatos como los aires acondicionados. Sin embargo, un climatizador en climas secos puede llegar a bajar la temperatura entre 10 y 12 grados; mientras que en los climas húmedos, entre 5 y 7 grados. En este sentido,cuanto más seco sea el ambiente, mayor será el enfriamiento y, por tanto, mayor el consumo de agua también.

Lo único que debes tener en cuenta a la hora de comprar un climatizador es si lo necesitas para usar en el interior o en el exterior de la casa y los metros cuadrados a climatizar. Para una estancia de entre 10 y 15 m² hace falta un climatizador de 100 w., mientras que para una estancia de 20 m² (que es el tamaño de un salón estándar) es suficiente con un climatizador de 150 w. En el caso de climatizar el exterior se necesita un aparato con mayor potencia y un enchufe a donde conectarlo. Algunos modelos permiten acoplar directamente una manguera para renovar el agua.