Colgadores de Cortinas Para Vivienda 

El colgador de las cortinas es una parte básica y fundamental para la correcta colocación de tus cortinas. El colgador consiste en una pieza que puede ser de diferentes materiales como madera, plástico y metal, que se debe poner en la pared para asegurar la barra de las cortinas.

Leer más...

Más sobre Colgador

Cuando se fija un colgador a la pared, se debe dejar espacio para que el colgador sobresalga a ambos las dos la abertura, de esta forma las cortinas al estar abiertas no tapan la ventana.

Para fijar los soportes a la pared, deberás utilizar un taladro equipado de broca de mampostería, tacos, tornillos y un destornillador.

  • Marcar la posición: Marca la posición del soporte de pared en la línea guía teniendo en cuenta las prolongaciones de la cortina abierta. Asimismo, añade entre 5 y 10 cm. a cada extremo de la barra para el remate, que se sitúa más allá del soporte. Realiza un agujero en la marca y coloca el taco.
  • Colocar el soporte: Alinea el soporte con el taco y atornilla el soporte en su lugar. Fija otro soporte al otro lado de la ventana y, si la barra es muy larga, fija un soporte central encima de la ventana para evitar que se tuerca por el peso de las cortinas.
  • Fijar los soportes: Une ambas partes del soporte y fíjalas con los tornillos pequeños que van con las piezas. Desliza la barra dentro de uno de los soportes, coloca todas las anillas menos dos en la barra y pásala por el segundo soporte.
  • Añadir los remates: Desliza una de las anillas que quedan por el extremo de la barra y presiona el remate sobre el extremo de la barra. Coloca la última anilla y el remate en el otro extremo. Finalmente, centra la barra dentro de los soportes.
  • Asegurar la barra: Para concluir, inserta el pequeño tornillo en el orificio situado en la parte inferior de cada soporte de las anillas. La barra quedará sujeta cuando el tornillo muerda la madera.