Cacerolas de Uso Doméstico 

Todos en la cocina de nuestra casa disponemos de un equipo que nos ayuda y hace más fáciles y cómodas las labores de cocinado. 

Leer más...

Más sobre Cacerolas

De esta manera, contamos con una amplia gama de recipientes, aparatos y utensilios que utilizamos en nuestras labores de cocina a diario. Dentro de ellos, la cacerola es un utensilio indispensable en nuestras cocinas. Por lo tanto, que elijamos bien a la hora de comprar una es un aspecto muy importante. Ante todo, debemos elegir un producto de calidad que nos ayude a lograr los mejores resultados.

 
 

No obstante, en el mercado encontraremos una amplia gama de cacerolas, divididas por tipos, tamaños, materiales, etcétera, lo que puede dificultar en gran medida nuestro trabajo y hacer que esta tarea pueda parecer bastante compleja. Para evitar esto, conviene conocer los aspectos fundamentales que debemos tener cuenta cuando vayamos a realizar dicha compra. Una de las características más importantes que debemos comprobar de las cacerolas es el material del que están hechas. Dichos materiales son varios y muy diferentes unos de otros: encontraremos cacerolas de aluminio, de acero inoxidable, de hierro colado, cobre, etcétera.

 

Deberemos adquirir aquella que se ajuste más a nuestras necesidades y al tipo de cocina que tengamos y el tipo de cocción. Otro aspecto fundamental es el tamaño del recipiente, que debe tener unas dimensiones similares a las de nuestro fogón o vitrocerámica para garantizar que se caliente en su totalidad. Otro aspecto a tener en cuenta será la disposición y el material del que estén hechas las asas y tapas de la cacerola, pues su función es facilitar el uso. Estas piezas deben haber sido fabricadas en materiales aislantes del calor, como el plástico tratado especialmente para ello. Además, deben tener una forma ergonómica para evitar accidentes en la cocina.