Pistolas de Silicona Tubulares y Antigoteo Profesionales 

La pistola de silicona es una herramienta que se enchufa a la corriente eléctrica y produce calor, de tal manera que este funde una barra de silicona que ha sido introducida previamente por la parte posterior de la pistola. Así, por la punta escapa la silicona en forma líquida, lo que permite pegar y fijar casi cualquier tipo de materiales.


Leer más...

Filtros

Más sobre Pistolas de silicona

La pistola de silicona es una herramienta que se enchufa a la corriente eléctrica y produce calor, de tal manera que este funde una barra de silicona que ha sido introducida previamente por la parte posterior de la pistola. Así, por la punta escapa la silicona en forma líquida, lo que permite pegar y fijar casi cualquier tipo de materiales.


En cuanto a los tipos, solo hay un tipo de pistola de silicona caliente. Entonces, ¿en qué se diferencian unas pistolas de otras? Principalmente en los distintos tamaños y calidades que se pueden encontrar en el mercado. En relación al tamaño, es recomendable el uso de las pistolas de mayor tamaño, ya que son más manejables y ergonómicas, aunque las más pequeñas permitan un mejor uso de carácter esporádico y ocupen menos espacio al ser de menor tamaño. En cuanto a la calidad, siempre se debe trabajar con las mejores calidades, en la medida de lo posible. En el caso de las pistolas de silicona es realmente importante, pues si son de mejor calidad nos durarán más tiempo ya que serán capaces de soportar mejor las altas temperaturas que alcanzan.


Asimismo, al funcionar con electricidad y calor, es necesario hacer unas consideraciones previas al uso de las pistolas de silicona para garantizar la seguridad de los usuarios y evitar posibles heridas como quemaduras. Las principales medidas que se deben tomar al usar una pistola de silicona son:

  • Como con todo instrumento eléctrico, no usarlo si nuestras manos están mojadas o existe cualquier otro factor de riesgo ante la electrocución.

  • Emplear la pistola con sumo cuidado, pues cuando lleva un rato enchufada y en funcionamiento, alcanza temperaturas muy altas que pueden causar quemaduras con solo tocar los lados la carcasa de la pistola. Mayor atención aún hay que prestar a la silicona líquida que sale, pues está todavía más caliente y si entra en contacto con la piel, podría causar quemaduras bastante grave.

  • La pistola tarda bastante tiempo en enfriarse tras su uso. Aunque esté desenchufada, hay que tener cuidado con su manejo