Útiles y Accesorios de Estufas 

Seguro que en la cocina de tu hogar tienes una campana extractora para mantener tu cocina fresca, higiénica y sin ninguna presencia de humo. A continuación te mostramos algunos elementos que favorecerán el correcto funcionamiento de la campaña extractora.

Leer más...

Más sobre Útiles y accesorios

Para el correcto funcionamiento de las campanas extractoras, al igual que para cualquier dispositivo eléctrico es necesario un mantenimiento adecuado de sus piezas y, en el caso de las campanas, el núcleo está en sus filtros. Los filtros para las campanas son necesarios para eliminar los olores y retener la grasa que se genera al cocinar.

De este modo ayudan a mantener el aire de la cocina limpio. De esta manera, dichos filtros de campana deben ser revisados y limpiados con cierta frecuencia ya que la grasa y el vapor de la cocina van ensuciándolos y, de no hacerlo, acabarán por deteriorarlos del todo e, incluso, por estropear nuestra campana de extracción.. De este modo, si la suciedad se acumula durante mucho tiempo los filtros ya no podrán cumplir su función y no absorberán la suciedad.

De la misma manera, no solo basta con mantener los filtros limpios y atendidos, si no que, al pasar algún tiempo, estos necesitan ser renovados. ¿Cuándo? Pues bien, esta cuestión depende siempre de la frecuencia con la que se usa la cocina; no es lo mismo la actividad de una cocina de un piso de una pareja que la vivienda de una familia numerosa donde la cocina se usa constantemente.

No obstante, hay recomendaciones preestablecidas, por ejemplo, para un funcionamiento normal (de entre una y dos horas diarias) se aconseja cambiar el filtro una vez al año si es de tipo metálico; y cada 3 meses o 6 meses (en función del uso y la limpieza que practiques) si son de carbón activado. Hay modelos modernos de campanas que tienen un indicador que avisa cuando el filtro está obstruido y debes proceder a limpiarlo o cambiarlo.