Juntas de Cisterna

Como ya sabrás, la cisterna es un mecanismo que vierte agua cuando nosotros se lo pedimos pulsando un botón o tirando de un tirador; de este modo...

Leer más...

Como ya sabrás, la cisterna es un mecanismo que vierte agua cuando nosotros se lo pedimos pulsando un botón o tirando de un tirador; de este modo, ayuda a eliminar todos los desechos del aseo. Las cisternas son sistemas bastante simples, pero que por el continuo uso al que están sometidos suelen sufrir muchas y muy frecuentes averías. Pero tranquilo, todas ellas se pueden resolver de manera sencilla.

Fabricantes y marcas de Junta cisterna


Ya sabemos que las averías en el baño y más en la fontanería harían que cualquiera se tirase del pelo, pero estas son fáciles y accesibles para todo aquel que tenga algún conocimiento de bricolaje. Otra ventaja es que no se necesitan herramientas específicas, bastará con nuestras manos y con algún útil que tengamos por casa de otros trabajos.

Y sabes lo qué es una cisterna y cuál es su peculiar labor dentro del baño de nuestro hogar, pero, ¿conoces todos sus componentes? Una cisterna se compone de varias piezas, algunas sin utilidad puesto que son un mero acabado estético como la cubierta,  generalmente de mármol; no obstante, hay otras muchas que intervienen en su correcto funcionamiento: la boya o flotador, el mecanismo de descarga, el depósito de agua, el pulsador, etcétera.

¿Qué es una junta de cisterna?

Y, por supuesto, las juntas. Una junta es una pieza que está hecha de goma u otro material flexible. Esta se coloca en la unión de dos tubos o partes de un aparato para asegurar su unión. De esta manera, la junta de la cisterna se encarga de sellar la unión de los componentes de este, de tal manera que la unión sea hermética y el agua no se fugue por los lados. Conviene revisar periódicamente el estado de las juntas para garantizar que el agua no se está escapando.

Juntas de descarga

Esta junta se encarga de sellar la unión entre los componentes del sistema de descarga, de tal manera que el agua no se escape por los lados de las uniones. Lo que ha podido pasar es que esta junta tenga arenilla o está en mal estado: rota, desgastada, dañada, etcétera. Esto le impide cerrar correctamente el paso de agua. Para solucionar este problema de la goma, basta con sustituirla por otra nueva. Este mecanismo de descarga es el componente más importante de la cisterna y al que más atención hay que poner, puesto que es aquí donde se producen las averías de la cisterna.

Entra en MasFerretería y podrás comprobar qué tipos de juntas tenemos y cuál es la que más se adapta a tus necesidades. No te lo pienses más.