Andamios Multiusos 

Para muchos trabajos el uso de un andamio se vuelve una tarea indispensable para poder acceder a las alturas, sin embargo, a la hora de comprar un andamio es necesario tener en cuenta que tarea vamos a llevar a cabo y cómo puede sernos de mayor utilidad dicho andamio. 

Leer más...

Fabricante
Precio
Filtros

Más sobre Andamio

Lo fundamental es distinguir entre interior y exterior. Por ejemplo, si lo usamos para trabajos de interior, como para pintar los techos de nuestro hogar, hacer una instalación de lámparas, etcétera, será suficiente contar con uno de pequeño tamaño para utilizar en las alturas propias del interior. En cambio, si lo que pretendemos es usarlo para realizar una obra, necesitaremos un andamio especialmente preparado para exteriores.

Entre estos andamios de exterior diferenciamos fundamentalmente dos tipos: los se pueden desmontar para emplearlos por partes, a modo de escaleras independientes y otros que presentan la ventaja de ser extensibles para obras de mayor altura.Otro aspecto fundamental a la hora de elegir un andamio es el peso de este, ya que lo que necesitamos es que sea fácil de transportar. De la misma manera, también es conveniente que sea fácil de almacenar.

Existen diferentes tipos de andamios clasificados según su estructura y los posibles usos que tengan. Algunos de los tipos más frecuentes son los siguientes:

  • Polivalente: Los laterales de estos pueden usarse de manera autónoma como escaleras extensibles o plegables si están acoplados unos en otros.
  • Ampliable: Son útiles ya que ofrecen la posibilidad de ampliarlos varios metros, de manera que si el que tenemos se nos queda pequeño para otra tarea, podemos hacerlo más grande.
  • Modular: Este tipo de andamios cuenta con los marcos y con unas plataformas metálicas extensibles, más las correspondientes alargaderas y crucetas que le dan estabilidad.