Grapadoras Manuales Profesionales 

La grapadora manual es un instrumento de los llamados herramientas de fijación y se usa para grapar o fijar, por medio de la eyección de una grapa, diversos materiales, ya sea a otros objetos o para su ensamblaje, como en caso de los marcos, por ejemplo. Su forma es la de un alicate con una cabeza muy grande, dentro de la cual va el mecanismo y las grapas. En general sus usos abarcan tareas de carpintería, decoración, restauración, reparación, ensamblaje y decoración.


Leer más...

Más sobre Grapadora manual

Cierto que en cada casa hay una grapadora, de modo que sabemos a qué instrumento nos referimos: colocando las grapas –estas pequeñas piezas de metal en forma de arco cuadrado y con puntas muy afiladas– dentro de la grapadora y apretando sus tenazas como si fuese un alicate, la cabeza superior de la grapadora va a expulsar una grapa que luego será rematada por el peso de la misma, al terminar de cerrarse sus mandíbulas. Así, logramos ajustar, gracias a esta herramienta, materiales de bajo grosor y maleables, a piezas de madera u otros materiales, y también unir dos piezas.

Las grapadoras comunes que encontramos en la casa u oficina, son versiones de esta antigua herramienta, pero al ser sus grapas mucho más delgadas y por tanto flexibles, éstas se doblan al chocar contra la mandíbula inferior de la grapadora, permitiendo así juntar dos o más hojas de papel, por ejemplo.

En el caso de la grapadora que solemos ver en las carpinterías, éstas constan de grapas de dimensiones y materiales diversos, para garantizar su firmeza de acuerdo al trabajo o incluso imitar el color del material sobre el que grapamos.

Hoy en día también existen las grapadoras automáticas, eléctricas e industriales, las cuales pueden realizar los trabajos más rápidamente y sirven también para trabajar la chapa, ya sea esta de madera, de fibra o de metal. ¡Nuestra gran gama te sorprenderá!