Mecanismos Eléctricos 

Si nuestra casa tiene ya unos cuantos años, es probable que nos surja la necesidad de renovar diferentes aspectos de esta para garantizar que vivamos en un hogar más confortable y seguro para todos. 

Leer más...

Más sobre Mecanismos

Entre estos aspectos, es vital prestar atención a los sistemas de agua y luz. A la hora de tratar los aspectos eléctricos del hogar es necesario tener nociones previas acerca de la electricidad. Este tipo de trabajos no son tan sencillos como otras tareas de bricolaje y si se desconocen las técnicas y procedimientos, o no se dispone de las herramientas necesarias, puede ser altamente peligroso.

 

Existen diferentes tipos de mecanismos que nos permiten hacer la instalación eléctrica. A continuación se muestran algunos de los más empleados:

 

Mecanismos de empotrar: Son más conocidos con el nombre de enchufes. En estos podemos diferenciar dos tipos: aquellos que tienen toma de tierra y los que no la tienen; en ambos casos, los enchufes pueden llegar a alcanzar una potencia máxima de 3.680 vatios.

 

Pulsadores e interruptores: Estas dos variedades pertenecen a los mecanismo que van superpuestos, es decir, se colocan dentro de una caja de superficie. Los pulsadores se utilizan para activar el timbre de la puerta, mientras que los interruptores sirven para enncender o apagar la luz al apretar una tecla. Los hay que tienen temporizador, para reducir el consumo eléctrico innecesario y garantizar así el apagado tras el uso.

 

Mecanismos domóticos: Estos mecanismos son el último grito en tecnología aplicada al hogar, ya que pueden activarse por la detección de presencia o por la intensidad de la luz, por ejemplo.

 

Tomas multimedia: Este tipo de entradas sirven para conectar a ellas ciertos electrodomésticos y dispositivos electrónicos como pueden ser, por ejemplo, la tele, la radio, el teléfono fijo, el enrutador para la conexión wifi, etcétera.